• jueves 2 de febrero del 2023

4 detenidos, 2 de ellos en Valladolid, por tráfico de munición de armas

img

VALLADOLID, 27 Dic.

La Guardia Civil ha detenido a 4 personas por delitos relacionados con el tráfico de municiones y tenencia ilegal de armas y a los que se les ha intervenido 6.760 cartuchos metálicos de múltiples calibres, 21 armas, 8,6 kilogramos de pólvora, 26 granadas de mortero y silenciadores, entre otros muchos efectos, en seis registros completados en las provincias de Valladolid, La Rioja y Valencia.

Todo ello en el contexto de la operación Munich, que se inició en el mes de octubre de 2020 en el momento en que los expertos en tráfico de armas de la Jefatura de Información (UCE-3) de la Guardia Civil, en otra operación sin dependencia, detuvieron en Madrid a uno de los más importantes traficantes de munición del país.

Esta persona había vendido mucho más de 36.000 cartuchos metálicos mediante internet por todo el territorio nacional, comunica el Instituto Armado por medio de un aviso remitido a Europa Press.

Uno de los usuarios que recurría a este mercado furtivo en el que se surtía de munición para armas que tenía ilegalmente radicaba en la provincia de Pontevedra.

La investigación y estudio de las patentizas requisadas a esta persona por el Grupo de Información de la Guardia Civil de Pontevedra dejó conocer que esta persona, aparte de comprar munición al vendedor detenido en Madrid, tenía otras fuentes de suministro, entre ellas 2 personas habitantes en la provincia de Valladolid.

Estos 2 habitantes en Valladolid vendieron ilegalmente durante los últimos años enormes proporciones de munición de mucho más de 25.000 euros, incluida munición para armas de guerra. Los agentes consiguieron detectar a múltiples de los usuarios de Valladolid desde las provincias de La Rioja y Valencia.

Los determinados en estas últimas provincias resaltaban por la cantidad considerable de munición comprada y sobre los que se sospechaba que las habían conseguido para emplearlas en armas que exactamente los mismos tenían ilegalmente.

Una vez determinados todos y cada uno de los implicados, se practicaron seis entradas y registros en múltiples domicilios y también inmuebles de las tres provincias citadas en la época del mes en curso y en los que se detuvieron a un total de 4 personas por los delitos de tráfico y depósito de municiones, depósito y tenencia ilegal de armas, y depósito de explosivos.

Durante la operación se intervinieron 6.760 cartuchos metálicos de distintas calibres, incluidos de armas de guerra, con 15 armas cortas y seis largas. Además 26 granadas de mortero, retiradas por los expertos de Desactivación de Explosivos de Guardia Civil para saber su estado de desempeño, o 8,6 kilos de pólvora.

También se ha intervenido varias barras de cañón en salvaje y cañones semi elaborados en desarrollo de fabricación y otros elementos fundamentales de armas, 2 silenciadores, 29 cargadores de alta aptitud prohibidos tanto de arma corta como extendida, 2.600 pistones fulminantes y varios proyectiles y vainas o tres máquinas de recarga y complementos para la recarga y fabricación ilegal de munición, un torno, fresadora y herramientas para la rehabilitación de armas inutilizadas y la fabricación artesanal de cañones con estos fines y 14.870 euros.

El tráfico de municiones es un fenómeno criminal íntimamente relacionado con el del tráfico y la tenencia ilegal de armas, en tanto que esos criminales y organizaciones que tienen y usan armas para sus ocupaciones delincuentes en metálico tienen que recurrir al mercado negro frente a la imposibilidad de asistir a establecimientos autorizados (armerías) para conseguirlas, toda vez que su comercio está regulado y limitado a personas sucesos de la que corresponden licencias que únicamente las tienen la posibilidad de comprar en unas proporciones limitadísimas, prosigue la información.

En los últimos cinco años el Servicio de Información ha creado mucho más de 120 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 491 personas detenidas y la incautación de 5.313 armas (muchas de ellas de guerra), 613.073 cartuchos metálicos, 739 kg de explosivos, mucho más de 794.870 euros en efectivo que vienen de estas ocupaciones ilegales; desmantelando 23 talleres ilegales de fabricación de armas y municiones.

La presente operación fué creada por el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra coordinadamente con la Jefatura de Información (UCE-3).

Se ha contado con el acompañamiento de la Sección de Información de la Zona de Valencia y los Grupos de Información de las Comandancias de Valladolid y Logroño, aparte del Servicio Cinológico (perros detectores de armas) y de las Unidades de Seguridad Ciudadana y Grupos de Desactivación de Explosivos de estas Comandancias.

Más información

4 detenidos, 2 de ellos en Valladolid, por tráfico de munición de armas