Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Acusado de agresión tras morder a dos personas, solicitan tratamiento psiquiátrico durante 3 años

Acusado de agresión tras morder a dos personas, solicitan tratamiento psiquiátrico durante 3 años

El joven J.V.S, acusado de cometer delitos de lesiones en abril de 2022 al morder a un compañero de piso y a un taxista en la oreja, enfrenta una petición de tratamiento psiquiátrico por parte de la Fiscalía de Valladolid durante tres años. La vista oral está programada para el 22 de diciembre en la Audiencia de Valladolid. El fiscal considera que los hechos constituyen dos delitos de lesiones, pero solicita la absolución del acusado al aplicarle la eximente derivada de su cuadro psicótico y trastorno de personalidad debido al consumo de drogas, lo que lo hace inimputable.

A pesar de ello, como medida de seguridad, el fiscal solicita que el acusado reciba tratamiento psiquiátrico ambulatorio durante tres años, al igual que un seguimiento para superar su adicción a las drogas y al alcohol, según fuentes jurídicas.

En cuanto a las responsabilidades civiles, el acusado deberá indemnizar a sus dos víctimas con más de 20.000 euros en total.

Los hechos ocurrieron el 20 de abril de 2022 cuando la Policía Nacional fue alertada de un individuo semidesnudo y gritando en una vivienda en la calle Miguel Herrador, en el barrio de Huerta del Rey. En el lugar, se encontraron manchas de sangre en el portal y en el ascensor, y al hablar con el otro morador de la vivienda, explicó que su compañero de piso había entrado a su habitación, se había autolesionado con un cuchillo y luego lo había mordido en la oreja izquierda y en el hombro. El agresor se fue del domicilio semidesnudo.

Más tarde, el acusado abordó un taxi en la calle Pío del Río Hortega y le pidió al taxista que lo llevara al hospital. Durante el trayecto, el acusado intentó agarrar al taxista por el cuello y le mordió en la oreja derecha, causándole la pérdida del tercio posterior del pabellón auricular.

La Policía Municipal encontró al acusado en la Plaza del Poniente y lo trasladó al hospital debido a su estado. En el momento de los hechos, el acusado sufría un trastorno por consumo de drogas (cocaína, cannabis y alcohol) durante varios años, así como un trastorno de personalidad con rasgos límite. Además, presentaba un cuadro de psicosis aguda que afectaba su capacidad intelectual y volitiva, lo que lo hace inimputable desde un punto de vista penal.