• viernes 3 de febrero del 2023

'Alma viva', tragicomedia costumbrista sobre el desafío, los enfrentamientos familiares y la superstición

img

   La cinta, que representará a Portugal en los Oscar, piensa el debut de Alves Meira en el largo de ficción

   VALLADOLID, 24 Oct.

   "En algún momento toda mujer sin dependencia es acusada de hechicera", advierte el personaje que encarna el actor invidente Duarte Pina en entre las situaciones de 'Alma Viva', una tragicomedia costumbrista con puntos macabros sobre el desafío, la convivencia y los enfrentamientos familiares o las supercherías en un pequeño pueblo de la zona portuguesa de Trás-os-Montes y que se ha anunciado este lunes en la Sección Oficial de la 67 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

   La cinta, que representará a Portugal en la próxima edición de los Oscar, piensa la ópera prima de la directiva Cristèle Alves Meira, quien ha acudido a la ciudad más importante pucelana para anunciar la película, donde la realizadora capta, no el 'Alma viva' que ofrece el título en un punto de humor negro hacia lo sobrehumano, sino más bien el alma rural tanto de Portugal como de toda la península ibérica y, por extensión, de la Europa meriodional y el planeta latino.

   En la rueda de prensa posterior a la proyección del largometraje en el Teatro Calderón de Valladolid, Alves Meira ha defendido la vocación de su cine por realizar historias "muy reales" y "creíbles", con todo "muy planeado y definido".

   En un caso así, la directiva francesa descendiente de progenitores portugueses se sostiene en su experiencia y conocimiento del pueblo natal de sus progenitores, ubicado exactamente en Trás-os-Montes, como ella misma ha reconocido.

   Con el cine de Abbás Kiarostamí y su forma de "pasar de lo ordinario a lo increíble" como referente, Alves Meira resalta que su forma de trabajo agrada de hacer "muy escasas tomas".

   Por medio de la cotidianeidad de los individuos --algo que, salvando todas y cada una de las distancias, evoca las situaciones que controlaba el valisoletano Miguel Delibes--, Alves Meira y Laurent Lunetta han construido un guion que aborda la crónica de una familia que debe enfrentar la desaparición de la matriarca y un disparatado desafío que se extiende en el tiempo, con el calor y las moscas como inoportunos invitados, y al que no le faltan toques valleinclanescos.

   Exactamente la cinta pugnará en el sendero a la estatuilla dorada de Hollywood, entre otras, con otra película que, de temática completamente diferente, fundamenta su fuerza en la descripción de la vida diaria en un pequeño pueblo del interior, en un caso así catalán, como es 'Alcarràs', de Carla Simón, la gerente de españa para los premios de la Academia estadounidense.

   La muy, muy joven actriz Lua Michel, hija de Alves Meira y que da vida a la pequeña Salomè, acepta el peso de la interpretación en esta coproducción de Francia, Portugal y Bélgica que no llega en el momento y media y donde las tradiciones --guardadas por mujeres fuertes en frente de unas figuras masculinas marcadas por las situaciones--, las supercherías, el miedo a las brujas y el culto a lo sobrehumano propio de esta zona del nordeste luso lindante con Castilla y León y Galicia, configuran un cuadro sobre el que Alves Meira dibuja la trama.

   Salomè, la nieta de la fallecida, es abordada intermitentemente por el espíritu disconforme de su abuela, quien la emplea como instrumento para vengar todas y cada una de las ignominias y zanjar las riñas que dejó pendiente al fallecer.

   Desde aquí, los prejuicios y recelos de los vecinos, las envidias y las riñas familiares entre los tíos de Salomé y su madre a cuenta de la herencia y las últimas voluntades de la finada marcan el devenir del relato, en el que se cuelan asimismo los incendios forestales que de manera recurrente castigan a la zona.

   Rituales aplicados a San Jorge, que de manera mucho más parca recuerdan a veces a los de la santería caribeña, y una presencia discreta pero continua de un pastor alemán que acompaña a la personaje principal en los instantes trascendentales de la película, son varios de los elementos que aportan certeza al razonamiento.

   Asimismo el éxodo rural y la emigración a Francia, que vivieron los propios progenitores de la directiva y que en la cinta encarnan la madre y entre los tíos de la personaje principal, acepta una relevancia capital en esta pintura, con reproches entre quienes se marchan y quienes se quedan.

   Acompaña a Lua Michel un elenco que alterna intérpretes expertos y principiante compuesto por Ana Padrão, Jacqueline Corado, Ester Catalão, Arthur Brigas, Catherine Salée, Martha Quina, Sónia Martins y el mencionado Durante Pina.

   La fotografía de la cinta corre al cargo de Rui Poças, con montaje de Pierre Deschamps; música de Amin Bouhafa; música de Amaury Arboun, Ingrid Simon y Philippe Charbonnel, y producción de Gaëlle Mareschi, Pedro Borges, Sébastien Delloye, Raquel Morte, Guillaume Marien, David Thion, Philippe Martin, Matthias Jenny, Thomas Berthon-Fishman.

   Hija de progenitores portugueses, Cristèle Alves Meira nació en 1983 en Montreuil (Francia) y se formó primero como actriz, si bien no tardó en transformarse en directiva de teatro a los 20 años. Después dirigió un reportaje en Cabo Verde, 'Som

Más información

'Alma viva', tragicomedia costumbrista sobre el desafío, los enfrentamientos familiares y la superstición