• domingo 29 de enero del 2023

Aprobado el Plan Hidrológico del Duero, que contempla una inversión mayor a los 2.250 millones

img

VALLADOLID, 24 Ene.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Plan Hidrológico del Duero para el intérvalo de tiempo 2022-2027, que contempla una inversión mayor a los 2.250 millones de euros en esta cuenca, de los que 768 se destinarán a modernización de regadíos.

   El Plan Hidrológico del Duero para el periodo 2022-2027 recopila un programa de medidas con una inversión de 2.250 millones de euros. Del total, mucho más de 1.000 millones están vinculados directamente o indirecta con el medio rural y, específicamente, con el regadío y su incidencia efectiva en el reto demográfico, con medidas para actuaciones de modernización de regadíos, por un precio de 768 millones de euros, de incremento de la aptitud de regulación, y nuevos regadíos, por ejemplo medidas, según informó la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) mediante un aviso.

   El propósito de la novedosa planificación hidrológica es, según la CHD, garantizar el suministro hídrico a los individuos, achicar las presiones que aguantan las masas de agua, prosperar los sistemas de depuración, promover el ahorro de agua y la reutilización y atender las solicitudes de agua de forma que sean compatibles con su buen estado, lo que dejará garantizar la calidad y cantidad del recurso.

   En el grupo de los proyectos de cuenca para toda España aprobados este martes, dismuyen las asignaciones para los diferentes usos, pasando de los 28.000 hectómetros cúbicos por año que marcaba la previo planificación, a 26.800 hectómetros cúbicos por año, 1.200 menos, una medida orientada a "asegurar el ingreso equitativo al agua para todos y cada uno de los ciudadanos".

   Para diversificar las fuentes de obtención del recurso, se dota al tiempo de mayor importancia a la desalación, de manera que se garantiza el suministro y se equilibran las solicitudes y los requerimientos medioambientales.

   Para promover la calidad del agua, se impulsan al lado de las gestiones eficientes, la optimización del saneamiento y la depuración parar subsanar retrasos amontonados por este país en el cumplimiento de la normativa europea sobre protección de aguas residuales.

   En exactamente la misma línea, se fortalecen las medidas para combatir contra la polución difusa, así como marca el Real Decreto de enero de 2022 sobre protección de las aguas contra la polución difusa causada por los nitratos agrarios. Además, se contemplan medidas para combatir contra los contaminantes emergentes como microplásticos o antibióticos.

   La novedosa planificación asimismo influye en la restauración ambiental de los espacios fluviales y en achicar el peligro de inundación, incorporando resoluciones fundamentadas en la naturaleza, y asimismo en la seguridad hídrica.

Más información

Aprobado el Plan Hidrológico del Duero, que contempla una inversión mayor a los 2.250 millones