Ataque a la libertad educativa: Fundación Franz Weber busca prohibir la matriculación de menores en Escuela de Tauromaquia de Salamanca

Ataque a la libertad educativa: Fundación Franz Weber busca prohibir la matriculación de menores en Escuela de Tauromaquia de Salamanca

La Fundación Franz Weber ha levantado una fuerte crítica este sábado ante la matriculación de niños de ocho años en la Escuela de Tauromaquia de Salamanca. Esta organización conservadora ha alertado del incumplimiento de las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño respecto a la exposición de menores a la violencia contra animales.

La fundación ha advertido que la escuela ha abierto la matrícula para niños desde los ocho años, permitiéndoles participar en tentaderos y clases prácticas en las que se emplean objetos cortopunzantes contra los animales. Sin embargo, solo a partir de los 14 años se les permite participar en eventos públicos, pero sin ningún tipo de control en eventos privados.

Esta controversial actividad, que pretende ser formativa, expone a los menores a posibles lesiones y heridas causadas por las herramientas utilizadas, así como a posibles accidentes con los animales utilizados para la práctica.

Es importante resaltar que estas prácticas solo atraen a una "verdadera minoría" en Salamanca y la provincia, y la Fundación Franz Weber ha criticado el hecho de que la escuela taurina solo haya abierto unas pocas plazas este año. Esto demuestra un claro desinterés de la ciudadanía en integrar a sus hijos en el mundo de las corridas de toros.

Además, la fundación señala que la tauromaquia no ofrece una salida profesional real ni digna, y que se trata de una formación no reglada que carece del aval de instituciones educativas. En cambio, existen numerosos ciclos formativos homologados en diferentes ramas que podrían ofrecer empleo digno a los jóvenes, en lugar de entrenarlos para matar novillos o toros en las plazas.

En estas actividades, según la fundación, los alumnos presencian heridas causadas a los animales, comportamientos y gestos asociados a su sufrimiento y su muerte violenta. Además, los naturalistas explican que la participación en estas actividades va acompañada de comentarios que refuerzan positivamente todo lo que ocurre en la plaza, normalizando y banalizando la violencia contra los animales.

Categoría

Castilla y León