• martes 04 de octubre del 2022

Audiencia de Valladolid avisa la solidez de la absolución del joven acusado de dañar la estatua de Colón

img

VALLADOLID, 20 Sep.

La Audiencia de Valladolid ha notificado la solidez de la sentencia absolutoria en la situacion del joven Pablo F. D, de Yesca, rama juvenil de Izquierda Castellana, quien había sido acusado de ocasionar daños en el mes de octubre de 2019 en la escultura de Colón y hurtar en el mes de enero de 2020 en la sede de Democracia Nacional, hechos los dos sucedidos en Valladolid capital.

De este modo lo dió a entender la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial, por medio de un coche al que tuvo ingreso Europa Press, una vez expirado el período a fin de que su fallo absolutorio fuera recurrido y ninguna de ámbas acusaciones presentadas en la causa, ni el fiscal del caso ni Democracia Nacional, decidiesen recurrir frente al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

En su sentencia, en frente de los cinco años y tres meses de prisión pedidos por la Fiscalía y la acusación especial, ejercida por Democracia Nacional, la Audiencia Provincial optó por la absolución de todos y cada uno de los delitos, tanto del atentado contra el patrimonio histórico en certamen con otro delito de odio, tal como del delito de hurto de manera fuerte, con la agravente de odio, y de un delito suave de daños.

"En lo que atañe a la autoría del delito contra el patrimonio histórico, cree la Sala que, más allá de que es verdad que debe de aceptarse que en la causa hay rastros que dejan albergar la sospecha de que el creador de tal delito fue Pablo, no es así menos que semejantes rastros no tienen ni "la singular capacidad acreditativa" ni "la naturaleza inequívocamente incriminatoria" primordiales para llevar a cabo un juicio de inferencia que, según con las reglas del método humano, deje asegurar, alén de toda duda razonable, esa autoría".

Respecto al hurto en Democracia Naciona, el tribunal exculpa del mismo modo más allá de admitir la presencia de rastros que dejan albergar supones de su responsabilidad, si bien "!no es así menos que semejantes rastros no tienen ni "la singular capacidad acreditativa" ni "la naturaleza inequívocamente incriminatoria" primordiales para realizar un
juicio de inferencia que, según las reglas del método humano, deje asegurar, alén de toda duda razonable, esa autoría.

En el juicio, el joven negó su participación en los dos hechos y respecto del hurto, en contestación solo a cuestiones de su letrado, explicó que las banderas, ciertas de ellas preconstitucionales, y otros efectos que portaba en la bolsa con la que fue detenido el 12 de febrero de 2020 en el momento en que salía del portal de su casa no pertenecían a la sede de Democracia Nacional, objeto de hurto quince días antes, el 23 de enero, sino habían formado una parte de una exposición de símbolos de europa que logró Izquierda Castellana.

El encargado provincial de Democracia Nacional, presentado como acusación especial, apuntó en el juicio que ámbas demandas fueron presentadas los días 22 y 23 de enero de 2020, la primera tras padecer la sede un intento de hurto y la segunda por el consumado al día después en el que el creador o autores se llevaron varias banderas y provocaron diferentes desperfectos cuantificados en unos 1.415 euros, entre ellos los sufridos por un pecho de Onésimo Redondo.

El testigo explicó que en el momento en que fue llamado a comisaría tras la detención del acusado, antes de formar parte en el reconocimiento de los efectos intervenidos al joven ahora especificó a la policía todos los elementos y banderas robadas y que después identificó absolutamente como las sustraídas de la sede.

La detención del en este momento absuelto, así como recordaron gobernantes de la Brigada Provincial de Información, se causó merced a las indagaciones que se centraron en la rama juvenil de Izquierda Castellana, a causa de la pintada con el mensaje 'Españolismo es fascismo. Yesca' efectuada la madrugada del 12 de octubre de 2019 en la escultura de Colón, que amaneció ese día manchada pues autores extraños lanzaron huevos y botellas con pintura roja.

La brigada, desde el cuerpo de escritura de la pintada y de las imágenes que los autores habían subido a las comunidades, en las que se veía a un joven con la cara cubierta por un pasamontañas usando la mano izquierda para deslustrar la peana y el cuerpo escultórico de Colón, dirigieron sus pesquisas en el ambiente de Yesca y también identificaron al acusado.

La identificación se causó fruto de su complexión física, que ya se conoce por los agentes al haberle reconocido en seis oportunidades precedentes--la primera con 15 años--por su participación en recitales y otros actos, pero asimismo tras cotejar la letra hallada en el monumento con la suya propia usada para completar las matrículas de inscripción del curso 2016-2017 y 2017-2018 en la Escuela de Arte Superior y Restauración, con origen en la calle Leopoldo Cano, y revisar asimismo que era zurdo, así como de esta manera probó al firmar su información de derechos en el instante de la detención.

De hecho, una agente de la Policía Nacional de la Brigada de Policía Científica, en calidad de perito, ratificó que la letra de ámbas peticiones de inscripción en la Escuela de Arte, cuya autoría ha negado el acusado, y la hallada en el conjunto escultórico fueron efectuadas por exactamente la misma persona.

"Estoy absolutamente persuadida de esto. Aunque no fué una labor simple el cotejo, en tanto que la letra dubitada está efectuada con un aerosol y parado, hay visibles analogías entre un serie de letras de aquella y de la indubitada", destacó la perito, que asimismo añadió que la letra o, por la manera de efectuarla el creador, es la propia de la gente zurdas, como el acusado.

Asimismo en la etapa pericial intervino la que fuera directiva general de Patrimonio de la Junta entre 1990 y 1993 y desde 1984 directiva del Museo de Arqueología Provincial de Valladolid, Eloísa Wattemberg, quien encomió el enorme valor familiar del grupo escultórico dañado, obra del escultor Antonio Susillo en la segunda mitad del siglo XIX y, según la perito, mecedora de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) más allá de no disfrutar de semejante reconocimiento por la parte de la Administración regional.

La especialista en museos no vaciló al calificar la obra dañada como la "mucho más representativa de la estatua romántica de españa" y añadió que exactamente la misma disfruta del "valor que le dan los propios vecinos tratándose de un personaje fundamental en la historia valisoletana".

Las imperfecciones ocasionados en ella fueron objeto de una inicial limpieza por la parte del Ayuntamiento, con un coste de unos 844 euros, con la peculiaridad de que el facultativo que emitió informe para su restauración se quejó amargamente en el juicio de que esos trabajos iniciales no se hicieron apropiadamente por la parte del Servicio de Limpieza.

"Se realizó de aquella forma pues, según afirmaron, no había presupuesto. La verdad es que aquella limpieza se realizó con agua a presión, exactamente lo que yo desaconsejé", censuró el restaurador, quien cifró en unos 12.750 euros el presupuesto preciso para una adecuada "restauración" de la obra, pendiente aún de ejecutarse.

Frente ello, la fiscal del caso y la acusación especial, ejercida por Democracia Nacional, pidieron una condena de cinco años y tres meses de prisión, adjuntado con diferentes multa y también indemnizaciones, para el acusado por uno delito contra el patrimonio en certamen con un delito de odio, otro delito de hurto de manera fuerte en las cosas, con la agravante de odio, y un delito suave de daños, al paso que la defensa solicitó un fallo abolutorio, como de esta forma ocurrió al final, y reprochó la actuación policial por el rastreo efectuado a su patrocinado por el mero hecho de formar parte en actos completamente legales.

Más información

Audiencia de Valladolid avisa la solidez de la absolución del joven acusado de dañar la estatua de Colón