• martes 04 de octubre del 2022

AUGC ve precisos 2.500 guardas mucho más en CyL y una reestructuración frente al "desmantelamiento" de la seguridad ciudadana

img

Proponen acuartelamientos con 45 agentes en vez de los ocho o diez recientes para prestar servicio 24 h y achicar tiempo de contestación

VALLADOLID, 14 Sep.

La Agrupación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha encriptado en 2.500 agentes auxiliares a los 6.600 que ya están en Castilla y León los precisos para lograr asegurar el conveniente servicio de seguridad ciudadana en la Comunidad y ha solicitado una reestructuración operativa en los cuarteles para asegurar la prestación del servicio de seguridad ciudadana, que piensan se está desmantelando.

Para ello, el colectivo ofrece un incremento de plantilla mediante una mayor oferta pública de empleo tal como incitar el regreso de agentes de 56 a 63 años que pasaron a reserva sin destino logren reincorporarse y regresar al servicio, para lo que ha pedido cumplir el acuerdo firmado con Interior para este fin en 2018 para un intérvalo de tiempo de tres años.

Así lo han señalado el secretario general de al AUGC, Juan Fernández, el secretario de Organización del colectivo, Germán Gómez, y el secretario provincial de Valladolid, Egelmar de Francisco, en una rueda de prensa donde han expuesto sus solicitudes frente a los nuevos desafíos del siglo XXI y las pretensiones de los ciudadanos.

Juan Fernández ha criticado que las instituciones presuman de forma "infantil" de la restauración de agentes desde 2018 tras la reducción que se inició en 2011 pero se cuente entre ellos a los que dejan de prestar servicio e inclusive a los que están en prácticas y solo van a pasar un tiempo en el destino adjudicado hasta llenar su capacitación. Aún de este modo, ha reconocido que la oferta pública de empleo ha supuesto un aumento, pero que todavía es "deficiente".

Además, ha señalado que hay un aspecto sociológico no tenido presente, y sucede que los guardas civiles retrasan el instante de su pase a la situación de reserva sin destino, hecho que tienen un encontronazo en el envejecimiento de la plantilla.

El secretario general de la AUGC ha incidido en la necesidad de que la seguridad pública se ajuste a los desafíos del siglo XXI y a las pretensiones de los ciudadanos y se atiendan las solicitudes de la llamada 'España vaciada', o los nuevos métodos delincuenciales socios asimismo a las novedosas tecnologías.

Fernández ha señalado que gracias a las novedosas pretensiones en el ámbito de la seguridad pública se crean novedosas entidades que no aparecen en el Catálogo de Puestos de Trabajo como los equipos ROCA, entidades para la erradicación y atención de la crueldad de género, entidades para la pelea contra delitos telemáticos o de odio, USECI entidades de reserva de ámbito provincial, entidades para el control y desempeño de drones, etcétera.

Así, explicó que todo este personal es detraído de las entidades de Seguridad Ciudadana, cuyos números de efectivos en la verdad no se corresponden con el comunicado en el Catálogo.

Esto, implica un déficit en la atención a los ciudadanos y una "falsa sensación de seguridad" y acarrea tener que "torcer" sacrificios por la parte de los guardas civiles, quienes ha asegurado que aguantan un mayor agobio y peligro psicosocial derivado de las actuaciones policiales y una mengua en la calidad de vida y de conciliación laboral y familiar.

Ante esta situación, la Asociación demanda una exclusiva reestructuración territorial operativa que, sin cerrar cuarteles, suponga prestar un mejor servicio al ciudadano y achicar los tiempos de reacción frente a una urgencia con un mayor potencial de servicio.

Este nuevo despliegue territorial acarrearía aglutinar a los agentes en núcleos operativos. A este respecto, ha señalado que el 63 por ciento de los cuarteles tienen un número de diez o menos agentes, pese a tener un 92 por ciento del catálogo de plantilla cubierto, con lo que la AUGC ve preciso el incremento de 2.500 efectivos para tener cuarteles que dispongan de un mínimo de 45 agentes operativos.

Aunque Fernández cree que habría que "sentarse", investigar dónde hay mayores datos de delincuencia, una mayor problemática y dónde habría que remarcar la iniciativa pasaría por unificar agentes en acuartelamientos mucho más enormes como en header de compañía y puestos primordiales con la intención de que presten servicio 24 h, algo que hoy en dia habitualmente no sucede.

Como ejemplo de esto puso Valladolid, donde hay 24 entidades, de las que solo 4 tienen servicio 24 h al tiempo que el resto continúa cerradas en ciertos turnos. En esta provincia se tiene 734 agentes y estiman que deberían acrecentar en un 30 o 35 por ciento para un conveniente servicio.

Fernández ha relacionado estos datos con el resto de servicios de urgencias, por poner un ejemplo las urgencias sanitarias, con un despliegue de ambulancias de nueve bases logísticas en frente de las 24 de Guardia Civil, pero esas nueve bases están operativas 24 h cubriendo los 365 días por año en frente de solo 4 del centro armado.

El secretario general de la AUGC cree que la plantilla de la Guardia Civil habría de ser reforzada con el cumplimiento de la cláusula tercera del acuerdo de equiparación salarial para incitar el reingreso del personal en reserva sin destino al servicio activo, quienes podrían enseñar una cercanía a los ciudadanos en los cuarteles que en este momento continúan cerrados la mayoría del tiempo.

Así, ha insistido en la necesidad de una reestructuración y reorganización que, además de esto, ha asegurado que nuestra institución y el Ministerio del Interior no se aprecian mal, si bien la tarea pedagógica haya que hacerla en el contexto de los pueblos mucho más pequeños de donde se irían los agentes para concentrarse en otro punto para remarcar, puesto que "se cierran en banda", en el momento en que esto dejaría una optimización del tiempo de contestación.

Fernández ha apuntado que este dislate viene a poner de manifiesto que los adelantos que tienen que llegar a la Guardia Civil no tienen la posibilidad de demorarse por mucho más tiempo y aseguró que la modernización de la Guardia Civil no debe cubrir únicamente a su despliegue territorial.

En este sentido, explicó que los guardas civiles prosiguen siendo los policiales con peores condiciones sociolaborales, carecen de turnos de trabajo con cadencias fijas, del ejercicio del derecho de sindicación, y falta de igualdad en la asignación de complementos salariales (eficacia) que la AUGC demanda que se mejoren para terminar a las deficiencias del modelo policial de hoy y se concluya con las desigualdades entre gobernantes policiales que efectúan exactamente las mismas funcionalidades.

Más información

AUGC ve precisos 2.500 guardas mucho más en CyL y una reestructuración frente al "desmantelamiento" de la seguridad ciudadana