Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Ayudas priorizadas a pueblos con menos de 100 habitantes para apoyar bares.

Ayudas priorizadas a pueblos con menos de 100 habitantes para apoyar bares.

En La Santa Espina (Valladolid), se ha anunciado que los pueblos con menos de 100 habitantes tendrán prioridad en el acceso a las ayudas de la Junta destinadas a mantener abiertos los bares en localidades de Castilla y León de hasta 200 habitantes. Estos pueblos serán los primeros en ser considerados en el proceso de distribución de fondos.

El consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, ha explicado que se destinarán tres millones de euros para estas ayudas, con la posibilidad de ampliar la cuantía para satisfacer el mayor número de solicitudes posible. Los pueblos con menos de 100 habitantes recibirán prioridad, seguidos por aquellos con menos de 200 habitantes.

Para garantizar que no se interfiere en el libre mercado, se establece que solo los municipios o pedanías con un único bar podrán solicitar la subvención. Además, deberán abrir al menos cinco días a la semana y durante cinco horas al día, con la excepción del mes de vacaciones. Los fondos de 3.000 euros deberán destinarse a cubrir gastos de suministros generales y otros gastos relacionados con el funcionamiento del establecimiento.

Las subvenciones serán entregadas a la entidad pública o empresa privada que haya asumido los gastos, siempre que estos se hayan generado en el año previo a la convocatoria. En la comunidad de Castilla y León, hay más de 3.000 entidades locales con menos de 200 habitantes, lo que representa más del 73% del total de entidades en la región.

El objetivo de estas ayudas es brindar apoyo a los pueblos pequeños para evitar el cierre de sus únicos establecimientos sociales. Se busca mantener los lugares de encuentro vecinal y fomentar la apertura de nuevos negocios. El consejero ha afirmado que esta medida responde a las necesidades particulares de las comunidades rurales y contribuye a mantener su vitalidad.

Estas nuevas ayudas se han presentado en el bar de la pedanía de La Santa Espina, en Castromonte, Valladolid. El consejero ha destacado la importancia de contar con infraestructuras y servicios de calidad en los pequeños pueblos, subrayando que los bares son fundamentales para la socialización y el bienestar de los habitantes rurales.

En resumen, estas medidas buscan garantizar que los pueblos de Castilla y León mantengan un ambiente humano, social y lleno de vida a lo largo de todo el año. El compromiso del Gobierno regional es apoyar a los establecimientos que son el corazón de las comunidades rurales, promoviendo la cultura local y la interacción entre sus habitantes.