• sábado 26 de noviembre del 2022

Blanco: "Las ayudas a la hipoteca se van a estudiar caso por caso y las urgentes se resolverán antes de un mes"

img


VALLADOLID, 20 Oct.

La consejera de Familia y también Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha señalado este jueves que las ayudas al pago de las hipotecas "se van a estudiar caso por caso y las urgentes se resolverán antes de un mes", en referencia a aquellas ocasiones en las que permanezca el riesgo de lanzamiento judicial de la vivienda.

El propósito no es otro que "contribuir a las familias mucho más atacables, a los que peor lo pasan, y, por otra parte, contribuir a recobrar la normalidad a familias que están en esa situación límite y que por situaciones puntuales precisan este acompañamiento para no pasar al siguiente peldaño y caer en esa situación de pobreza", ha matizado la consejera tras la celebración del Consejo de Gobierno en el que se ha aprobado un decreto ley que amplía a las familias con capital medios las ayudas para el pago de la hipoteca.

En preciso, así como anunciase este miércoles nuestro presidente, Alfonso Fernández Mañueco, la Junta ha autorizado la ampliación del umbral de renta hasta 4 ocasiones el IPREM, mucho más un porcentaje en función de los integrantes de la familia, en la prestación para atender la cuota hipotecaria.

El propósito es agrandar la población susceptible de pedir esta asistencia y llegar de este modo, aparte de las rentas bajas, a las que tienen capital medios y que tienen la posibilidad de determinar de una "asistencia puntual", ha reiterado la consejera del ramo, quien, en afirmaciones agarradas por Europa Press,

El Gobierno de Castilla y León contribuye a las familias con inconvenientes para abonar su hipoteca con una prestación en frente de ocasiones de deuda hipotecaria, que fue construída por ley en 2018. Ahora, frente al contexto de hoy de subida de costos y también aumento de las clases de interés, la Junta decidió agrandar esta prestación para llegar de forma rápida a un número mayor de adjudicatarios familias.

Hablamos de agrandar esa cobertura asimismo a las rentas medias, que tienen la posibilidad de verse en situación o peligro de impago de sus cuotas hipotecarias por el presente contexto económico, marcado por el desmedido aumento de los costos y de los modelos de interés en los préstamos hipotecarios, reduciendo sensiblemente su aptitud económica para enfrentar el total de costos de la economía familiar.

Por poner un ejemplo, para una familia con 4 integrantes, el umbral de renta va a pasar de los 13.780 euros recientes a 35.262 euros cada un año. Además, se acrecentará el 16 % la cuantía máxima de esta prestación, hasta los 4.053 euros al año.

Estas actualizaciones van a suponer mucho más que duplicar la dotación, que va a pasar de 2,5 millones de euros a 6 millones de euros--la cantidad podría verse ampliada, dependiendo de la demanda--, con el reto de contribuir a mucho más familias con inconvenientes a abonar su hipoteca.

Si en 2021 el servicio atendió a 551 familias y se concedieron 283 posibilidades, este año fueron ahora 408 las atendidas y 162 las posibilidades concedidas, con lo que se estima que antes que concluya 2022 se logre llegar al millar de familias favorecidas.

Eso sí, la consejera ha matizado que "se marcha a investigar caso por caso en el momento en que se llame, no tiene que ver con otorgar a todos 4.000 euros sino más bien de investigar por qué razón se llegó a esa situación y qué se puede llevar a cabo. Habrá una solución personalizada y se procurará que, en casos de urgencia, se genere antes de un mes. No solo hablamos de ofrecer dinero sino más bien de poner encima de la mesa otro género de actuaciones, como la intermediación con la entidad bancaria, entre oras".

El ingreso a la prestación va a ser ágil y simple, a través del teléfono de la Junta para Atención al ciudadano, 012, que va a poner en contacto a cada individuo con entre las 30 áreas de trabajo de acompañamiento a las familias bajo riesgo de desahucio que tiene desplegada el Gobierno autonómico por toda la Comunidad en colaboración con las entidades locales.

Entre los requisitos de ingreso a esta prestación, están que la persona titular de la vivienda esté empadronada en algún concejo de Castilla y León con, por lo menos, seis meses de antigüedad al instante de la fecha del comienzo del pertinente trámite; y que, según informe técnico, se halle en situación de peligro de impago o situación de impago de cuotas del préstamo hipotecario de su vivienda frecuente, siempre y cuando ello no sea imputable a la actuación facultativa de la persona obligada a su pago.

Por otro lado, con la prestación se van a poder atender los próximos costos concretos: pago de la cuota hipotecaria; costos ordinarios de novación de préstamo hipotecario o de resolución de éste en las situaciones de dación en pago, así como tasación, notaría, gestoría y registro; cuotas vencidas en el momento en que esa deuda imposibilite los pactos con la entidad financiera o suponga peligro inminente de comienzo de ejecución hipotecaria; alzamiento de embargos de pequeña cuantía, y por último costos expepcionales para mudanza y alquiler.

"Dada la situación de hoy, es una medida mucho más para resguardar a las familias mucho más atacables y a las que puntualmente quedan expuestas y logren requerir asistencia", ha concluido Blanco.

Más información

Blanco: "Las ayudas a la hipoteca se van a estudiar caso por caso y las urgentes se resolverán antes de un mes"

Noticias de hoy más vistas