• martes 7 de febrero del 2023

Cabero advierte a Veganzones de que agrandar los interlocutores del Diálogo Social pide cambiar la ley

img

Ten en cuenta que el desempeño del Consejo del Diálogo Social es un modelo tripartito regulado por la normativa estatal y autonómica

VALLADOLID, 11 Oct.

El presidente del Consejo Económico y Social (CES) en Castilla y León, Enrique Cabero, ha advertido al asesor de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, de que su intención de integrar a nuevos agentes al de hoy modelo del Diálogo Social demandaría una modificación de la normativa estatal y autonómica, tras rememorar que el Consejo del Diálogo Social es tripartito y contempla únicamente la participación de la Junta, UGT y CCOO y la CEOE.

Cabero fué clarísimo y, si bien ha reconocido que el CES como institución aún no ha analizado la iniciativa del asesor de Vox de integrar al Diálogo Social a CSIF, CGT, USO, las cámaras de Comercio y a Empresa Familiar, sí ha adelantado su "opinión" según la que el modelo de hoy "es el que es", el que está recogido en el producto 7 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical de 1985, el artículo refundido del Estatuto de los Trabajadores y nuestro Estatuto de Autonomía de Castilla y León.

"Por tanto, el Diálogo Social que disponemos en este momento, el que hace aparición en las leyes autonómica y estatal, recopila que los interlocutores son el gobierno y los sindicatos y la organización empresarial mucho más representativas. La interlocución no puede ser otra y para mudarla resulta necesario un cambio de la normativa, no hay otra forma", ha insistido Cabero, minutos antes de formar parte en un acercamiento con sindicalistas iberoamericanos en la sede del CES impulsado por la Fundación Anastasio de Gracia, con participación de su directivo, Evelio Angulo, y el asesor de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.

El presidente del CES comprende que el planteo de Veganzones es únicamente una "iniciativa" de su departamento, no del Consejo del Diálogo Social, "que responde a un modelo que tiene por ley y que no puede ser otro", con lo que ha advertido de que la Junta y sus consejerías son libres para reunirse con quien deseen, "pero si se habla del Diálogo Social, en los términos recogidos en el Estatuto de Autonomía, que es acorde con la legislación del Estado, los únicos interlocutores son el Gobierno regional y los sindicatos y organización empresarial mucho más representativos", ha zanjado.

Por su lado, el directivo de la Fundación Anastasio de Gracia, Evelio Angulo, comprende que el Diálogo Social en Castilla y León es "una señal de identidad" de la Comunidad de la que hay que sentirse "orgullosos" tras constatar que los pactos firmados en ese marco se demostró que "no son papel mojado", más allá de que ha reiterado múltiples ocasiones el término "preocupación" respecto de los recientes proyectos anunciados por el asesor de Industria frente al riesgo de que esa "fluidez" en la negociación de pactos logre verse truncada.

Exactamente, el modelo del Diálogo Social y de desempeño del CES es el que Cabero, Angulo y el asesor de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo han movido esta mañana a una comitiva de representantes sindicales iberoamericanos a lo largo del acercamiento impulsado por la Fundación Anastasio de Gracia, que transporta el nombre del sindicalista con responsabilidades de gobierno que murió en el exilio en México y que se dedica al estudio, trueque de vivencias y la promoción de ocupaciones de investigación de diversa índole.

Cabero, en su alocuión anterior al acercamiento, ha recordado que el CES nació del Diálogo Social en 1990 a iniciativa de los sindicatos y con el beneplácito de Cecale, el día de hoy CEOE CyL, y con un repaldo entusiasta de la Junta y se transformó desde ese momento, con un desempeño ininterrumpido, en una institución de participación, consultiva del Gobierno y las Cortes con la capacidad de producir proposiciones de todo género, "siendo entre los referentes en el contexto nacional y también en todo el mundo de órganos de esta índole".

El Estatuto de Autonomía vigen, de 2007, optó por regular, "de forma inusual" tanto el CES como institución propia como el Diálogo Social, que hace aparición como un "valor, una señal de identidad y como instrumento en especial útil y competitivo, provocando el Consejo Del Diálogo Social como órgano hermano", enfatizó Cabero, quien ha señalado que hoy en día se trabaja con el Consejo Económico y Social de España y la Comisión Europea en la implantación y avance de otros CES en el conjunto de naciones americano.

Más información

Cabero advierte a Veganzones de que agrandar los interlocutores del Diálogo Social pide cambiar la ley