Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Carnero elogia falta de víctimas en última explosión, a diferencia de Goya.

Carnero elogia falta de víctimas en última explosión, a diferencia de Goya.

Destaca que desde el Ayuntamiento se ha puesto de nuevo en marcha el protocolo para dar alojamiento en hoteles a los vecinos afectados

VALLADOLID, 29 Ago.

"Hace menos de un mes asistimos en Valladolid a otra explosión de gas en la ciudad y ahora a otra en Parquesol", ha lamentado el alcalde, el 'popular' Jesús Julio Carnero, aunque por lo menos se ha felicitado de que en esta ocasión el siniestro registrado en el número 23 de la calle Juan de Valladolid no se haya saldado con víctimas mortales, a diferencia del ocurrido el 1 de agosto en la calle Goya que se cobró la vida de una mujer.

El primer edil vallisoletano se pronunciaba en tales términos durante la visita realizada el escenario del accidente junto con el jefe del Servicio de Bomberos, Javier Reinoso, en su intento de conocer 'in situ' y con detalles el alcance de esa deflagración que poco antes de las seis de la mañana se registraba en un tercer piso de la referida calle, en el barrio de Parquesol, con el resultado de un varón herido grave y otras doce personas heridas leves, aunque en un principio se manejara la cifra de ocho.

El alcalde, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que en cuanto se pueda accederán los técnicos del Servicio de Urbanismo al inmueble siniestrado con el fin de evaluar el alcance de los daños, mientras que el concejal de Personas Mayores y Servicios Sociales ya está estudiando la fórmula de dar solución "habitacional" a los afectados, de modo semejante a los vecinos del edificio del número 32 de la calle Goya devastado hace un mes a los que se ha facilitado alojamiento provisional en hoteles.

Sobre el operativo puesto en marcha tras la explosión, ha sido el jefe del Servicio de Bomberos de Valladolid, Javier Reinoso, el que ha precisado que el control del incendio "ha sido rápido" y ha explicado que los daños más graves han sido provocados por la propia explosión, no por el fuego, sobre todo en la tercera planta, que es donde se ha producido la deflagración.

En cualquier caso, Reinoso ha apuntado que los daños han sido muy cuantiosos puesto que la explosión ha provocado la rotura de los muros de división de las viviendas y ha sido necesaria la evacuación de todos los vecinos del inmueble, "ya que el edificio se va a quedar sin servicios de agua, luz, gas...".

El responsable de bomberos, al igual que lo hacía el alcalde, también ha indicado que en cuanto puedan permitirán el acceso al Servicio de Urbanismo para evaluar de forma definitiva el estado del edificio, si bien a priori ha anticipado que no parece que presente daños estructurales graves.

Sobre el motivo de la explosión, Reinoso entiende que es muy prematuro aventurar cualquier hipótesis hasta un estudio en profundidad y, sobre todo, la posibilidad de interrogar al vecino herido grave para que explique cómo pudo producirse. "Probablemente, ha habido una fuga previa y un motivo de ignición, quizá en el momento de ir a prepararse el desayuno, una chispa eléctrica...."

El alcalde y el responsable de bomberos ha estado igualmente acompañados por el concejal de Seguridad Ciudadana, Alberto Cuadrado, quien, a preguntas sobre si este tipo de siniestros guardan relación con un posible incumplimiento de las medidas de seguridad de algunos edificios, ha explicado que existe una normativa de obligado cumplimiento y se realizan inspecciones técnicas y ha recordado que el inmueble devastado hace menos de un mes en la calle Goya había pasado recientemente la correspondiente revisión.