• lunes 03 de octubre del 2022

CCOO demanda frente Inspección de Trabajo el agobio térmico que padecen bomberos forestales y su exposición a químicos

img

VALLADOLID, 12 Jul.

CCOO ha denunciado a treinta compañías subcontratadas por la Junta frente Inspección de Trabajo y Seguridad Social por el agobio térmico que padecen los bomberos forestales y su exposición a agentes "químicos y cancerígenos" derivados de un modelo de operativo "del siglo XIX".

Así lo ha adelantado el secretario de Organización de la Federación de Industria de CCOO, Juan Manuel Ramos, y el secretario de Acción Sindical, Óscar Ferrero, que han criticado el plan de incendios del Ejecutivo autonómico, "un 2 por uno". "Los trabajadores debemos apagar incendios y al unísono llevar a cabo tratamientos selvícolas, algo que debería hacerse en invierno", ha resumido Juan Manuel Ramos.

Una situación, ha expuesto Ferrero, a la que se combaten los 4.500 retenes de prevención operativos hoy en dia; 516 personas en helitransportadas y mucho más de 1.400 en cuadrillas de régimen selvícolas.

Ramos ha reivindicado un "cambio de modelo mucho más profesional" y dejar de realizar estas tareas "a mucho más de 30 grados y con trajes pesados" en época estival. "Los trabajos de poda, desbroce... suponen un considerable desgaste físico con unos trajes que previenen la sudoración y la refrigeración del cuerpo lo que piensa esenciales ocasiones de agobio térmico para el bombero forestal", ha añadido.

Al hilo de estas expresiones, el gerente de CCOO ha argumentado que si los fuegos se apagasen en "invierno" estas tareas no se efectuarían y ese tiempo se podría dedicar a "capacitación" para tener un cuerpo "de élite" en Castilla y León. "Veremos si con estas demandas somos capaces de mudar el modelo y la Inspección de Trabajo ubica a la Junta en su lugar", ha apostillado.

La demanda, además de esto, se hizo extensiva a que los trajes que usan a lo largo de sus trabajos están expuestos a agentes químicos, contaminantes e inclusive cancerígenos. "Humo, hollín y benceno se empapan en los equipos y su lavado debería correr por cuenta de la Junta pues ingresamos estas substancias en nuestros hogares afectando a las familias", ha añadido para profundidzar que la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer considera la exposición ocupacional de la extinción de incendios como cancerígeno para los humanos.

Ramos ha aprovechado la rueda de prensa para rogar "amabilidad" a la Junta con sus bomberos forestales y procurarles un avituallamiento "acertado" en el momento en que trabajan en la extinción de incendios. Una demanda efectuada una vez que le hayan llegado mucho más de diez protestas de trabajadores en el operativo de Salamanca.

"Esta situación no debe regresar a repetirse. Es una falta de cuenta hacia la gente del campo que se deja la vida. Han recibido un avituallamiento pésimo y muchas veces bastante tiempo tras haber empezado a trabajar", ha lamentado.

En este punto ha publicado una reflexión. "Apagar un enorme incendio cuesta 50.000 euros la hora. Apagar el de la Sierra de la Culebra ha supuesto sobrepasar cinco ocasiones el presupuesto de la Junta en lo que se refiere a prevención. Igual es preferible impedir fuegos en invierno y dotar de sobra presupuesto para profesionalizar a los trabajadores, hacerles fijo a lo largo de todo el año y fijar de esta manera población en el medio rural. Si el incendio en La Culebra ha servido para llevar a cabo pensar a la clase política, toda la perdida ecológica tendría una deriva efectiva. Si aun de este modo no lo hacen, desde CCOO vamos a seguir peleando por unas condiciones dignas", ha concluido.

Más información

CCOO demanda frente Inspección de Trabajo el agobio térmico que padecen bomberos forestales y su exposición a químicos