• domingo 25 de septiembre del 2022

CCOO pide a Mañueco "profesionalizar" las cuadrillas de extinción y que operen "cubriendo los 365 días del año"

img

VALLADOLID, 18 Jun.

El secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO de Castilla y León, Fernando Fraile, ha demandado "profesionalizar" las cuadrillas de extinción reconociendo la categoría de bombero forestal para desarrollar una tarea precautoria "a lo largo de cubriendo los 365 días del año".

CCOO demanda la "trágica situación" que se vive estos días en la Sierra de la Culebra en Zamora "con prácticamente diez.000 ha carbonizadas por ahora".

Desde la Secretaría de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO de Castilla y León lamentan los graves daños que está causando el incendio al unísono que "agradecen" todos y cada uno de los elementos profesionales y humanos que trabajan en la extinción y a los bomberos forestales que están "luchando" en primera línea "su distribución, su esfuerzo y su generosidad".

Fernando Fraile asimismo ha amado enseñar la solidaridad con la población de las ubicaciones perjudicadas para rememorar que Castilla y León es un territorio "principalmente forestal", donde el 51 por ciento del total de la área de la Comunidad está clasificada como tal. "Por tanto la conservación y optimización de los montes es un desarrollo importante que debe ser útil para frenar las amenazas que se ciernen sobre los bosques, entre ellas los incendios forestales que de año en año asuelan enormes superficies", añade.

"La despoblación de las áreas despobladas, la carencia de construcciones de prevención en los montes y las altas temperaturas que se marchan superando debido al calentamiento global están favoreciendo que cada vez sean mucho más usuales los enormes incendios en nuestra red social autónoma (Sierra de la Paramera y La Serrota en 2021 en Ávila con mucho más de 22.000 ha carbonizadas), con los consecuentes daños ecológicos, económicos, personales, tal como el perjuicio que se causa a la imagen de Castilla y León, que sale muy tocada, como una red social inútil de proteger sus montes y de resguardar a la multitud de sus pueblos, tal y como si nuestro medio rural no tuviera bastantes inconvenientes ahora", ha añadido.

Fernando Fraile cree que Castilla y León debería tener un operativo de prevención y extinción de incendios a la "altura" de las situaciones, un operativo profesional, público y "que trabaje cubriendo los 365 del año".

"Hoy día, el operativo está precarizado en varios puntos, resaltando la elevada temporalidad, pero asimismo la carencia de infraestructuras, de capacitación, y de reconocimiento económico a su tarea. La Junta apuesta ya hace décadas por un modelo que es único (por lo anticuado) en España. Se trata de un operativo mixto, muy económico, maleable, con predominio de la parte privada, en el que una vez terminada la campaña, manda al paro al 65 por ciento de la gente de las cuadrillas", profundiza el sindicato.

Una situación que hace que el resto trabaje ciertos meses mucho más, con lo que la prevención de incendios es "muy deficiente" y deja al monte "vulnerable frente a la prácticamente segura aparición de incendios que exceden la aptitud de extinción de los medios".

El sindicalista aclara que entre las causas de que sea un modelo económico es el "abuso que hace de los trabajadores", singularmente de los pertenecientes de los Romeos (o cuadrillas de tierra), que cada verano, en vez de mantenerse en bases formándose o realizando trabajos propias de bomberos forestales (que es lo que son), se ocupan de efectuar trabajos pesados en el monte las horas centrales del día, "trabajos que deberían efectuarse en otras épocas del año".

"Por ese fundamento, reclamamos la aprobación de un Estatuto de Bomberas y Bomberos forestales, que recoja la capacitación, la capacitación, las funcionalidades y constituir un operativo digno, profesional y bastante", añade.

CCOO recuerda unas afirmaciones que efectuó Mañueco en su visita al incendio de Sierra de la Paramera y Serrota el año pasado y, tras ver el daño sufrido, reconoció que quizás se debería "repensar" el modelo. "Ya que un año después lo prosigue repensando y hasta entonces nada cambia y los incendios prosiguen asolando nuestra red social", lamenta.

También en el incendio de la Sierra de la Culebra está interviniendo la Unidad Militar de Emergencias, los efectivos del Miteco, la guarda Civil y las comunidades autónomas lindantes, (Galicia, Madrid, Extremadura y Castilla-La Mácula), entre otras muchas cosas, pues el operativo de la Comunidad está al 50 por ciento, "ignorando el peligro radical de incendio", añade el sindicato.

"Por ello, desde CCOO pensamos que los capitales autonómicos tienen que amoldarse para integrar los nuevos desafíos en temas de pelea contra los incendios forestales sobrevenidos por el cambio climático, debiéndose incidir considerablemente más en la prevención. Con la llegada de los recientes fondos a las arcas comunitarias, ésta habría de ser entre las cuestiones mucho más apremiantes para arreglar. Estamos frente a una cuestión urgente y de esta manera lo deberían contemplar los líderes autonómicos. Ha llegado la hora de llevar a cabo caso a las reivindicaciones que Comisiones Obreras transporta pidiendo muchos años", concluye.

Más información

CCOO pide a Mañueco "profesionalizar" las cuadrillas de extinción y que operen "cubriendo los 365 días del año"