• viernes 30 de septiembre del 2022

Confirman15 meses de prisión al trabajador de una bodega de Valladolid por abuso sexual y acoso sobre otra operaria

img

VALLADOLID, 12 Ago.

La Audiencia de Valladolid ha podido confirmar la condena de quince meses de prisión al trabajador de una bodega de la provincia como creador de un delito de acoso sexual sobre una compañera del mismo centro ocurrido entre los años 2020 y 2021, utilizando el culpado los instantes en que se encontraba en solitario con la víctima durante la noche a lo largo de la jornada de trabajo en las instalaciones de la embotelladora.

La sentencia de la Audiencia Provincial desecha el recurso del culpado y ratifica íntegramente el fallo previo del Juzgado de lo Penal 1, que halló al mencionado sujeto creador de un delito de abuso sexual y un delito de acoso sexual en ámbito laboral y le impuso quince meses de prisión, independencia observada a lo largo de idéntico periodo de tiempo, con la prohibición de aproximación a menos de 500 metros de la víctima, su hogar, rincón de trabajo o cualquier sitio donde se halle, prohibición de comunicación con exactamente la misma por cualquier medio y obligación de formar parte en un programa formativo de educación sexual.

En término de compromiso civil, el culpado va a deber indemnizar a la denunciante en la proporción de 3.000 euros por daño ética, según la información del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León obtenida por Europa Press.

El culpado, tenía un trabajo de oficial para una esencial compañía bodeguera en Valbuena de Duero, para la que asimismo prestaba servicios, del mismo modo como oficial, la víctima, coincidiendo los dos muy frecuentemente en el momento a la noche.

Fue en el año 2020 en el momento en que el culpado, en ese turno a la noche, a veces de forma descortés afirmaba a la víctima "haz esto tú sola", "soluciónalo tú", "como no hagas esto bien te voy a clavar esto en el ojo" con relación a tareas de trabajo, mientras que profería otras oraciones ofensivas contra la hija de la denunciante.

Una noche en el verano de 2020, en el momento en que los dos se encontraban en las áreas de trabajo, el culpado le ha propuesto ver una película y como tenía situaciones sexuales, ella instantaneamente decidió ver su móvil inteligente, al paso que en el mes de febrero del siguiente año el acusado, con ánimo de humillar, ofender y coartar la independencia sexual de ella, le ha dicho "el día de hoy es el día de los enamorados, ¿qué te haré esta noche? Esta noche te voy a violar" y en un instante particular, frente a unos palés que impedían la entrada a la bodega, le ha dicho "¿qué, vamos a tu turismo o al mío, como no tenemos la posibilidad de ingresar, qué haremos aquí sino más bien?".

En el relato de hechos probados figura del mismo modo lo ocurrido otra noche de febrero de 2021 en el momento en que el acusado entró en el vestuario femenino en el que se encontraba ella y, agarrándola de la cadera, le subió el jersey dejando al descubierto una remera interior.

Otro día, la empujó contra un palé, cayendo ella de espaldas y con las piernas abiertas, instante en que puso sus piernas entre los muslos de la víctima y le ha dicho "te voy a violar aquí, ¿dónde deseas aquí? ¿En este palé?, ¿disfrutas mucho más en este palé?", situación que volvió a reproducirse otra noche.

Asimismo se comprende demostrado que esa noche el acusado contó a Verónica que había un hombre que se encontraba mal de la cabeza y se bajaba la bragueta frente a las chicas y se sacaba el pene y entonces llevó las manos a la cremallera del pantalón del traje de trabajo, más allá de que ella decidió no ver gracias a los nervios y continuó con su trabajo.

A causa de lo ocurrido, la víctima muestra una secuela siquiátrica por el que prosigue en régimen a fecha de el día de hoy y con una evolución lenta.

Más información

Confirman15 meses de prisión al trabajador de una bodega de Valladolid por abuso sexual y acoso sobre otra operaria