Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Conservadores superan los 350 inscritos en famoso descenso del Pisuerga

Conservadores superan los 350 inscritos en famoso descenso del Pisuerga

Palencia, 7 Ago.

Más de 350 participantes, procedentes de diversos países, se han inscrito en el 57 Descenso Internacional del Pisuerga, que se celebrará el próximo 15 de agosto en las localidad palentina de Olleros y Alar del Rey.

Se trata de un espectáculo deportivo, declarado de Interés Turístico, que trascurre por 17 kilómetros de aguas bravas con cinco presas, porteos y diversos rabiones; y que tiene como puntos más pintorescos las presas de Mave, Nogales de Pisuerga y la Fábrica del Campo o el nacimiento del Canal de Castilla.

Los actos del Descenso Internacional del Pisuerga darán comienzo el lunes 14 de agosto con el tradicional Desfile de Banderas y la recepción de autoridades en el Monumento al Piragüismo para continuar con la Imposición de Bandas a la Reina de las Piraguas y su Corte de Sirenas y la entrega de los nuevos Títulos de Almirantazgo del Pisuerga.

Pasadas las 00 horas se prevé la llegada de Su Majestad el Rey Neptuno, "quien gobierna todas las aguas y mares" escoltado en su viaje por jóvenes palistas alarenses, al Puente de las Monjas y proceder a declarar abiertas las aguas para su navegabilidad para a continuación dar inicio al Baile del Collar.

La prueba tomará salida a las 13:00 h en el puente de Olleros de Pisuerga, para disputar un recorrido de 17 kilómetros hasta la meta en el Puente de las Monjas. Previo se celebrará, a las 11:00 horas, en los campos de El Soto, la Misa de Campaña en honor a la Virgen en la que se hará una mención especial en recuerdo de todas aquellas personas, fundadores y colaboradores, que a lo largo de los años han hecho posible la celebración de la Fiesta Palentina de las piraguas; para a continuación arrancar la caravana oficial con los vehículos de los clubes deportivos.

Una vez entradas las embarcaciones en meta, la fiesta se traslada a los Campos de El Soto donde se celebrará la tradicional comida campestre y se hará entrega de los trofeos a los ganadores de cada categoría.

La fiesta palentina de las piraguas se ha convertido en mucho más que una prueba deportiva ya que genera un impacto económico en el territorio, para hosteleros, alojamientos y empresas de turismo activo, además de una proyección turística de un recurso de primer orden como el Canal de Castilla.