Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Cruz Roja ofrece perspectivas prometedoras a los jóvenes salmantinos

Cruz Roja ofrece perspectivas prometedoras a los jóvenes salmantinos

Eduardo Aguilar, un joven venezolano, llegó a Salamanca como refugiado hace más de un año. Después de tres meses, decidió tomar un curso de hostelería en el Centro Joven de Cruz Roja en Salamanca.

Este cambio de sector le abrió una puerta hacia su futuro y le permitió encontrar empleo y estabilizarse en la ciudad junto a su pareja, según indicó en una entrevista a Europa Press.

Cuando llegaron a España, solicitando asilo político, recibieron ayudas de varias instituciones y contactaron con Cruz Roja para recibir información sobre cursos. La experiencia en el Centro Joven resultó muy beneficiosa para Eduardo, quien afirmó que le ayudó a conseguir trabajo, ampliar sus conocimientos y entender mejor la vida en España.

La directora del Centro Joven, María Pascual Ramos, explicó que el espacio está dirigido a jóvenes de entre 16 y 30 años, prestando especial atención a los que se encuentran en la franja de edad de 18 a 24 años debido a su mayor vulnerabilidad.

Estos jóvenes suelen ser vulnerables o están en riesgo de exclusión social debido a su edad, falta de formación previa, racismo y estereotipos asociados a las nuevas generaciones. El Centro Joven ofrece una atención integral y personalizada para satisfacer sus necesidades, brindando cursos formativos, orientación laboral y apoyo psicosocial.

El centro cuenta con un equipo multidisciplinario de técnicas de empleo, psicólogas, trabajadoras sociales y educadoras sociales. Además, también se cuenta con la colaboración de voluntarios y financiación de entidades externas.

Cada año, el centro recibe alrededor de 200 jóvenes, de los cuales unos 80 se inscriben en los cursos formativos, mientras que el resto requiere asistencia en otras áreas de atención.

Diego Cenalmor, formador y hostelero en Salamanca, destaca la necesidad de personal en su sector y afirma que el Centro Joven capacita a los jóvenes para trabajar en bares, restaurantes, hoteles y otros establecimientos. Según Cenalmor, las prácticas que realizan en el centro les permiten obtener empleo rápidamente y desarrollar sus habilidades profesionales.

En resumen, el Centro Joven de Cruz Roja en Salamanca ha demostrado ser un recurso invaluable para jóvenes como Eduardo Aguilar, proporcionándoles la formación y apoyo necesarios para encontrar empleo y construir un futuro en España.