• martes 04 de octubre del 2022

Culpado a 16 años y diez meses por traer mujeres de Venezuela y obligarlas a ejercer la prostitución

img

SALAMANCA, 4 Ago.

La Audiencia de Salamanca ha culpado a 16 años y diez meses de prisión a un hombre que traía mujeres de Venezuela y las forzaba a ejercer la prostitución, según figura en el fallo hecho público por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

Específicamente, la Audiencia condena al reo a cinco años y seis meses de prisión y también inhabilitación particular del derecho de voto pasivo por todos los tres delitos de trata, tal como a 4 meses mucho más por otro delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Cumplida la pena relativa a los delitos de prostitución se impone a dicho acusado la medida de independencia observada a lo largo de ocho años, con la prohibición de aproximarse a una distancia inferior a 250 metros de sus víctimas, hogar y centro de trabajo.

Además, se dictamina la clausura del local que dirigía el culpado y donde se forzaba a estas mujeres a ejercer la prostitución, a lo largo de 4 años y éste va a deber indemnizar a todas sus víctimas con 15.000 euros, mientras que se le imponen las costas del juicio respecto de los delitos por los que fué culpado, incluyendo las de la acusación especial.

No obstante, la Audiencia de Salamanca ha absuelto a esta persona del delito de blanqueo de capitales por el que asimismo había sido acusado y acuerda el sobreseimiento provisional con relación a las armas ocupadas en las diligencias de entrada y registro.

El culpado, mayor de edad y con antecedentes penales no calculables, se puso en concordancia, según el fallo, con otra persona a quien no se pudo evaluar al no haberse conseguido su extradición, a lo largo de la segunda mitad de 2017 para capturar mujeres en Venezuela a fin de trasladarlas a territorio español, simulando ser turistas, que se dedicasen a la hostelería.

No obstante, la Audiencia considera demostrado que lo que verdaderamente pretendía era lucrarse por medio de las ocupaciones de prostitución de estas mujeres, sabiendo que sus situaciones de dificultad económica le aseguraban su captación y una vez en España, su situación de precariedad, sin disponibilidad de elementos y la práctica imposibilidad de dejar esta situación, garantizaba que no tuviesen otra alternativa que ejercer la prostitución para de esta forma abonar las proporciones que les demandaba el culpado, quien además de esto asimismo conseguía su sumisión atemorizando a estas mujeres con las manifestaciones de que tenía varios contactos con lo que podían ocasionarle daño a ellas y a sus familias y, en el caso de que asistieran a la Policía, no solo no serían atendidas sino podrían proceder a prisión o ser devueltas a Venezuela.

De esta manera, en Venezuela se contactaba con las mujeres, se les exponían las condiciones y se les requería a fin de que sostuvieran relaciones íntimas y revisar que iban a ejercer bien la prostitución. Después efectuaban el viaje, simulando ser turistas y una vez en España, el acusado recogía a las mujeres, a las que llevaba al club donde ejercitaban la prostitución apuntada a su enriquecimiento, acorde había preparado.

Contra esta sentencia cabe Recurso de Apelación frente a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en los diez días siguientes al de la última notificación del fallo.

Más información

Culpado a 16 años y diez meses por traer mujeres de Venezuela y obligarlas a ejercer la prostitución