• jueves 2 de febrero del 2023

CyL, primera CCAA en donación de plasma con un incremento del 7% en 2022

img


VALLADOLID, 16 Oct.

Castilla y León se convirtió en la Comunidad Autónoma que mucho más plasma destina a fraccionamiento industrial por cada 1.000 pobladores, registrándose en 2022, a fecha de septiembre pasado, un aumento del siete por ciento en relación a la cantidad lograda el año previo.

Este incremento se registró en el marco del mes de octubre, el que es el mes escogido, por ejemplo efeméride sanitarias, para conmemorar la Semana Internacional de Concienciación sobre la Importancia de la Donación de Plasma, con el objetivo de mover a la población por norma general la transcendencia que tiene tener este hemoderivado para prosperar la salud de los pacientes que necesitan tratamientos derivados del plasma humano y admitir, por lo tanto, la generosidad de sus donantes.

El plasma sanguíneo que viene de altruistas donaciones es primordial para conseguir fármacos básicos en el régimen de inmunodeficiencias, de patologías extrañas en pequeños, para el abordaje de nosologías similares con la coagulación, como las hemofilias, entre otras caracteristicas, según explicó la Junta mediante un aviso recogido por Europa Press.

Así, en 2018 el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León comenzaba un programa concreto para la obtención de plasma sanguíneo y para la fidelización de sus donantes en todas y cada una de las provincias castellanas y leonesas, cuyo resultado fué el progresivo incremento de forma anual de este género de donaciones y, por consiguiente, de la proporción de este hemoderivado libre para su empleo en la fabricación de fármacos.

Sin embargo, pese a la buena evolución de la donación de plasma humano a lo largo de los últimos ejercicios, la cobertura media de las pretensiones de albúmina cubiertas con este hemoderivado conseguido en la Comunidad fué del 74 por ciento y en la situacion de la de las inmunoglobulinas, del 44 por ciento.

Estas cantidades se ubican aún lejos de la autosuficiencia, una
situación que "influye en la necesidad de proseguir haciendo un trabajo en el saber popular de la donación de plasma sanguíneo, en la captación y fidelización de sus donantes y en poner énfasis la generosidad de estos ciudadanos altruistas y su relevancia para el sistema sanitario".

Para conceder plasma los requisitos precisos son afines a los de la donación de sangre, logrando llevarlo a cabo cualquier personas que goce de buena salud, de entre dieciocho y 65 años, con un peso mayor de los 50 kg y, predominantemente, de los conjuntos AB , AB-, B y B-.

La donación de plasma humano puede hacerse de 2 formas; por medio de una donación de sangre usual, que se fracciona para conseguir hematíes, plaquetas y plasma; o a través de la llamada aféresis, a través de una máquina enfocada que escoge del donante el conforman sanguíneo que se precisa y le devuelve el resto, técnica que deja conseguir hasta tres ocasiones mucho más que de la manera inicial.

La donación por aféresis es una técnica segura, simple y que no causa mayores afecciones que la usual: su duración es de ambiente a la media hora y se puede conceder cada un par de semanas ( Información, vía la página web del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León, sobre la donación de plasma ).

Más información

CyL, primera CCAA en donación de plasma con un incremento del 7% en 2022