• sábado 28 de enero del 2023

CyL registra un otoño caluroso, espera lluvias en Navidad y un invierno con temperaturas "sutilmente" altas

img

LEÓN, 21 Dic.

Después del otoño mucho más caluroso en los últimos 70 años, Castilla y León va a dar paso a un invierno que va a ser "caluroso en el oeste y habitual en el resto", con lluvias para los días de Nochebuena y Navidad, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que apunta que en la novedosa estación del año va a haber asimismo "temperaturas sutilmente sobre lo habitual".

La encargada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el encargado de la Aemet en la Comunidad, Manuel Mora, han anunciado el día de hoy en León el cómputo del año en lo meteorológico, tal como las previsiones para la Navidad y para el invierno.

Desde la Aemet se ha señalado que "lo mucho más posible" es que el comienzo de 2023 venga marcado por temperaturas tenuemente sobre lo habitual, de manera mucho más robusta en el suroeste", con un invierno que se prevé caluroso en el oeste y habitual en el resto". En cuanto a las precipitaciones, "no hay una inclinación definida" para el primer período de tres meses del año.

En cuanto a la Navidad, se proseguirá con el patrón de "intensa ciclogénesis en el Atlántico", con borrascas que, si bien no se acerquen a la Península, van a dejar precipitaciones a consecuencia de sus frentes socios, más que nada en el oeste de Castilla y León. El fluído del sureste, a veces profundo en zonas altas, va a hacer que las temperaturas se hallen muy sobre lo frecuente para esta época, con lo que la nieve solo aparecerá en "las cimas mucho más altas".

En cuanto a este otoño, fué "entre los mucho más cálidos desde 1951", y "increíblemente caluroso" en varias zonas, sin que se hayan producido solamente ni heladas ni capítulos de frío, y con precipitaciones en los factores "normales". Se alcanzó una temperatura media en Castilla y León de 14,4 grados centígrados, 2 grados mucho más que el promedio del trienio 1981-2010.

Por tanto, fué entre los otoños "mucho más cálidos que se recuerdan en los últimos 70 años", donde las temperaturas máximas y mínimas tuvieron "un accionar muy afín", si bien el mes de octubre ha señalado por "capítulos mucho más cálidos y persistentes". En cuanto a las precipitaciones, fué un otoño "habitual", si bien mucho más húmedo en en el suroeste.

De hecho, "el número de días con temperatura máxima igual o mayor a 25 grados en el mes de octubre ha tresdoblado este año su promedio", llegando a alcanzarse una temperatura máxima de 37,8 grados en Miranda de Ebro (Burgos) el día 11 de septiembre. La mínima mucho más baja se registró en Puerto el Pico el día 26 de noviembre, con un valor de -6,9 grados.

En cuanto a las temperaturas mucho más heladas, en los meses de septiembre y octubre las heladas fueron desperdigadas en la red social y solo en el mes de noviembre se llegaron a registrar heladas extendidas, con un promedio total de cinco días. Aún de esta forma, los datos de este otoño están "muy abajo" de la media del año previo, con 18 días de heladas extendidas. También lejos del promedio para los treinta años de análisis que se toman como referencia (1981-2010), de 13 días.

La temperatura media de este otoño en Castilla y León fué de 14,4 grados centígrados, 2 sobre el promedio del periodo de tiempo de referencia (1981-2010). Todas las provincias de la red social han anunciado datos sobre la media de los últimos años. En preciso, entre 1,5 y 2,4 grados superiores.

Según los registros de los observatorios primordiales y capitales de provincia, Ponferrada (15,3 grados), Valladolid (15 grados) y Zamora (15,6º grados) han registrado las temperaturas medias mucho más altas en la red social en el último período de tres meses (de septiembre a noviembre), con una temperatura media que sobrepasa los 15 grados. En el lado opuesto, León y Burgos, con temperaturas medias en el último período de tres meses de 13,2 grados y 13,4 grados respectivamente No obstante, resalta Ávila, donde el mercurio se quedó (de media) en los 13,8 grados este otoño, 2,4 grados sobre la media del periodo de tiempo de referencia.

En cuanto a las precipitaciones registradas por la AEMET en el período de tres meses otoñal, se han registrado "precipitaciones en su mayor parte comprendidas entre 133 y 245 litros por metro cuadrado, lo que piensa un valor levemente mayor a lo común de los últimos años", ha asentido Barcones.

Por zonas, "en una gran parte del centro y este de la red social los valores de precipitación amontonada se quedaron bajo los 150 litros por metro cuadrado, al paso que en zonas de la Cordillera Cantábrica, de Sanabria y del Sistema Central de Salamanca y Ávila los valores sobrepasan los 400 litros, destacándose esta última región donde los valores superiores a 500 litros por metro cuadrado son mucho más extendidos".

Como apunte períodico resaltan los 140 litros por metro cuadrado registrados en la estación de Cristóbal (Salamanca) el día 19 de octubre y, asimismo, el valor juntado en tres días en la estación de Puerto el Pico (Ávila) en el mes de noviembre, con 275,6 litros por metro cuadrado. Además, se han registrado en todo el mes ciertos valores de racha máxima fuerte, más que nada en la segunda quincena del mes de octubre, ha apuntado la encargada.

Por provincias, León, con 176 litros por metro cuadrado de precipitación amontonada, es la provincia que registra el apunte mucho más prominente de la red social, 17 litros sobre la media del intérvalo de tiempo 1981-2010. Ávila, Salamanca y Segovia asimismo han anunciado precipitaciones amontonadas sobre la media de los últimos años. En la contra, Zamora, con 110 litros por m2, es donde menos lluvias se han registrado. No obstante, de manera comparativa, resalta el apunte de Burgos, donde ha llovido un 25 por ciento menos que la media del periodo de tiempo de referencia (1981-2010).

Más información

CyL registra un otoño caluroso, espera lluvias en Navidad y un invierno con temperaturas "sutilmente" altas