• lunes 05 de diciembre del 2022

Desarticulado un conjunto criminal que defraudó 151.000 euros a la Seguridad Social

img

VALLADOLID, 5 Jul.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un conjunto criminal en Valladolid que defraudó a la Seguridad Social 151.000 euros y ha detenido a un hombre de 32 años y con antecedentes por falsificación reportaje, conforme han informado este martes fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Dentro de la operación 'Grimaldo' se ha detenido a un hombre, como responsable de red y como presunto creador de los delitos contra la Seguridad Social y la Hacienda Pública y pertenencia a conjunto criminal y el perjuicio económico total provocado a la Tesorería de la Seguridad Social por el entramado de compañías investigadas sube a 151.000 euros.

La investigación se inició en los meses de mayo y junio, fruto de la colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valladolid en la pelea contra el estafa.

Tras el análisis familiar de las compañías y de sus causantes, se advirtieron ocho compañías que se dedicaban a la intermediación agraria ofreciendo a los labradores mano de obra para faenar en el campo en ocupaciones como la vendimia, poda en seco y obtenida de patata.

Seis de estas compañías tienen residencia popular en la provincia de Valladolid.

Los trabajadores eran elegidos y dados de alta en la Seguridad Social por la compañía intermediaria la que al terminar los servicios emitía una factura al agricultor, su cliente, si bien las obligaciones de las cuotas por tener usados no eran cubiertas y se iban juntando mensualmente.

Cuando conseguían un nuevo cliente, éste les solicitaba certificados de estar al tanto de pagos con la Seguridad Social para eludir de este modo su compromiso subsidiaria, con lo que se cerraba esa compañía y abrían una exclusiva a nombre de otro de los integrantes. Al ser de novedosa creación era una compañía "limpia" de deudas y de esta manera se aseguraban poder conseguir certificados de estar al tanto de pago.

Los pertenecientes del conjunto son seis personas, sosteniendo este 'modus operandi' a lo largo de mucho más de tres años, con lo que en el momento en que todos ellos ahora habían sido sucesos de compañías unipersonales y en el momento en que a su nombre figuraba una deuda sin contemplar con la Seguridad Social, han comenzado a hacer sociedades limitadas contando de este modo con una denominación popular diferente que les dejaba proseguir con su actividad.

Durante el intérvalo de tiempo en que entre los integrantes era titular de la compañía activa en ese instante, el resto figuraban como trabajadores por cuenta extraña de sus compañías, provocando de esta forma una vida laboral falsa que más adelante les pudiese ofrecer derecho a pedir el cobro de posibilidades o subsidios públicos.

El entramado operaba eminentemente en la provincia de Valladolid a pesar de que los estudiosos no desechan que tengan la posibilidad de haber continuado su expansión a provincias lindantes como Segovia y Burgos.

La operación sigue abierta esperando de hallar y parar a mucho más pertenecientes de la red.

La operación fué efectuada por la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Valladolid y por el Grupo de Extranjería de la Comisaría Provincial de Segovia.

Más información

Desarticulado un conjunto criminal que defraudó 151.000 euros a la Seguridad Social

Noticias de hoy más vistas