Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Dos sospechosos acusados de abandono canino en Burgos tras la muerte de un perro en la Ribera.

Dos sospechosos acusados de abandono canino en Burgos tras la muerte de un perro en la Ribera.

BURGOS, 26 Sep. - La Guardia Civil está investigando al propietario y a la persona encargada de la custodia de un perro en una localidad burgalesa de la Ribera. Ambos están siendo acusados de un presunto delito de abandono de animal doméstico, que ha resultado en la muerte del animal.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de agosto, cuando los bomberos del parque de Lerma recibieron una llamada de un particular pidiendo ayuda para rescatar a un perro que se encontraba en el cauce del río Esgueva.

El perro, que presentaba graves lesiones y debilidad, fue trasladado a una clínica veterinaria en Aranda de Duero. Allí recibió tratamiento, pero lamentablemente falleció pocas horas después.

El SEPRONA de la Guardia Civil ha tomado conocimiento de estos hechos y ha obtenido el informe veterinario de la clínica. Como resultado, ha iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias del caso.

Según el informe veterinario, el perro era un macho de nueve años de edad, mestizo de raza pastor alemán. Presentaba graves heridas y parásitos, estaba deshidratado y desnutrido. Además, no podía moverse debido a las heridas infectadas en sus extremidades.

El perro tenía un microchip, lo que permitió identificar al propietario, VAM, residente de la Ribera. Los agentes de la Guardia Civil se entrevistaron con él para obtener más información sobre la situación.

Según el propietario, el perro fallecido solía ayudarlo en las labores de pastoreo de ganado. El hombre conocía las heridas del animal y las curaba, pero en agosto tuvo que dejar al perro y al rebaño al cuidado de un amigo.

Al regresar, se enteró de la desaparición del perro, pero no denunció su falta, ya que esperaba que regresara. Sin embargo, debido a que ni el titular ni el cuidador casual comunicaron la muerte del perro ni denunciaron su desaparición, presuntamente se ha cometido un delito de abandono de animal doméstico y negligencia en el cuidado del perro, lo cual ha llevado a su muerte.

El SEPRONA ha presentado las diligencias ante los Juzgados de Lerma.