• lunes 05 de diciembre del 2022

Dueñas ve "crítica" la incidencia de la tuberculosis bóvida en Vitigudino y protege la restricción de movimientos

img

Ten en cuenta que la política en saneamiento animal y vegetal es clave para la competitividad del ámbito y la comercialización de modelos

VALLADOLID, 27 Oct.

El asesor de Agricultura en Castilla y León, Gerardo Dueñas, ha reconocido la gravedad de la incidencia de la tuberculosis bóvida en la provincia de Salamanca, que ha particularizado y calificado de "muy crítica" en la comarca de Vitigudino, y ha defendido la puesta en marcha del Plan de Medidas Especiales anunciado al campo con la intención de supervisar la patología a través de el lugar de limitaciones a la movilidad en las explotaciones perjudicadas.

La prevalencia de esta patología ha animado que el asesor del ramo compareciera por primera vez frente a la Comisión de Agricultura de las Cortes, a solicitud tanto del Grupo Socialista como del Grupo Mixto, y ha servido a fin de que Dueñas expusiera las diferentes medidas que su departamento tiene sosprechado arrancar bajo la propuesta, así como enfatizó, de que el "saneamiento animal y vegetal es clave para asegurar la competitividad del ámbito y sus exportaciones fuera de nuestras fronteras, tanto en España como hacia otros países".

En su comparecencia, el asesor, en afirmaciones agarradas por Europa Press, ha recordado que la política de la Junta en esta materia prosigue las directivas concretas marcadas por la UE desde 2004 y que exactamente la misma se reveló efectiva, tras constatar que si la prevalencia de la patología era del 72,4 por ciento hace 2 décadas, hoy en dia exactamente la misma se vió achicada en Castilla y León al 1,34 por ciento, con un descenso moderado hasta 2013, tónica solo modificada a lo largo de los años 2015 y 2016.

No obstante, Dueñas ha reconocido el aumento de la patología en Segovia y Salamanca, con particular preocupación en esta última provincia, que registra una prevalencia del 2,53 por ciento, en frente de la situación del resto de provincias--0 por ciento en Burgos, León y Valladolid; del 0,33 en Palencia, 0,89 en Segovia, 034 en Soria y 0,08 en Zamora--, y se ha felicitado de que en 2023 las provincias de Burgos, Valladolid y León pasen a ser declaradas por la UE como zonas libres de la tuberculosis bóvida y Zamora prosiga sus pasos en 2024.

Exactamente, respecto a la provincia helmántica, el asesor ha recordado las 42 explotaciones positivas en la Unidad Veterinaria de Vitigudino y la extensión de la positividad a la comarca de Béjar, con una prevalencia del 5,25, de ahí la necesidad de arrancar un Plan de Medidas Especiales.

En este capítulo, Dueñas anunció la declaración de Zonas de Especial Incidencia (ZEI) que incluirá a Ledesma, Vitigudino, La Fuente de San Esteban y Umbrales y la adopción de medidas de restricción de movimientos de ganado en un total de quince ayuntamientos en los que el porcentaje de infección sobrepasa el 30 por ciento, tal como la celebración de 2 saneamientos por año por explotación, la prohibición de entrada y salida a pastos fuera de esa ZEI y la concesión de ayudas a la reposición de reses por sacrificio--se aboga por incrementarlas en un diez por ciento--sin seguir al vaciado de la explotación, en referencia a que unicamente se sacrificarán las positivas.

En este sentido, el asesor comprende que el propósito final es la "erradicación de la patología pero, hasta el momento, es necesario el control ya que si se aplican medidas bastante radicales se puede ocasionar la desaparición de su cabaña ganadera".

Por ejemplo actuaciones contempladas de manera ordenada con las OPAs y asociaciones de ganaderos, el titular de Agricultura ha señalado que asimismo se marcha a accionar en lo que se refiere a la fauna silvestre como uno de "los vectores" de transmisión de la patología, y sobre esto se marcha a prohibir del mismo modo la convivencia entre animales cinegéticos y familiares, se marchan a efectuar controles ciudades de esa fauna, se procederá al vallado cinegético y, como aspecto "reciente", se va a poner en marcha un servicio de obtenida de cadáveres de animales de caza.

"El propósito no es otro que los ganaderos logren desplazarse en los poco a poco más rigurosos canales nacionales y también de todo el mundo", ha subrayado el asesor.

Los conjuntos de la oposición, en líneas en general, han avalado los proyectos de la Consejería para combatir contra la tuberculosis bóvida a pesar de que los portavoces tanto del PSOE como del Grupo Mixto, Juan Luis Cepa y Francisco Igea, respectivamente, han aprovechado para responsabilizar de la situación al propio presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por llevar a cabo promesas a los ganaderos de flexibilizar las medidas.

"Por qué razón perdimos prácticamente un par de años y por qué razón el día de hoy la situación es tan grave en la provincia de Salamanca", ha interpelado el socialista, que antes recordaba la relevancia de la cabaña de vacuno en Castilla y León, con 1.500.000 cabezas, y más que nada en la provincia de Salamanca, que agrupa 628.000 de ese total.

Por su lado, el representante del Mixto, Francisco Igea, ha reconocido que el asesor llegaba a la comisión con "los deberes hechos" y ha alabado la resolución de adoptar medidas de control contra la patología "ya que el control de la movilidad es fundamental para eludir que se expanda la infección", si bien a la par ha denunciado que lo ocurrido en Salamanca "es el ejemplo de lo nefasto que es posible que la ganadería la controle alguien que solo piensa en política y investigaciones", en referencia al presidente de la Junta.

A lo largo de la comisión, donde han intervenido asimismo los portavoces de UPL-Soria Ya, José Ramón García; Vox, Juan Bernardo Teira, y el del PP, Óscar Reguera, este último ha resumido la política de saneamiento ganadero en Castilla y León como "la historia del éxito en los últimos treinta años" al que, a su juicio, habrían contribuido primero los propios ganaderos con su "concienciación", el convencimiento de que las medidas a adoptar tienen que regirse por "criterios profesionales y científicos y no políticos y asimismo la actuación profesional de los servicios veterinarios oficiales y los de las diferentes cooperativas, universidades...etcétera".

A este respecto, el 'habitual' sí ha reprochado al asesor que en su intervención inicial no hubiese hecho mención alguna al trabajo fundamental del colectivo de veterinarios. "Eso, como veterinario, me duele", ha espetado Reguera.

Más información

Dueñas ve "crítica" la incidencia de la tuberculosis bóvida en Vitigudino y protege la restricción de movimientos

Noticias de hoy más vistas