Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

ECOVA alerta sobre la pérdida de competitividad en un complicado horizonte económico.

ECOVA alerta sobre la pérdida de competitividad en un complicado horizonte económico.

VALLADOLID, 28 Jun.

El servicio de Estudios Económicos del Colegio de Economistas de Valladolid, Palencia y Zamora (ECOVA) ha presentado el Observatorio Económico de Castilla y León correspondiente al primer trimestre del año 2023, donde se ha constatado que "la economía regional todavía se mueve en un contexto de incertidumbre y volatilidad importante con un horizonte económico muy complicado y con una clara tendencia de desaceleración".

Durante la presentación el director de ECOVAEstudios, Juan Carlos de Margarida, ha remarcado que "la economía ha tenido un comportamiento mejor de lo esperado hasta el momento pero muy forzado y ficticio, debido a que se ha abusado de un incremento desaforado del gasto público que se ha comido el exceso de recaudación debido a la inflación; la no reducción del déficit público; el incremento de la deuda pública y la reducción de precios con medidas adicionales de política fiscal no dejando actuar a la política monetaria con la subida de tipos de interés".

Por ello, apunta que "se ha evitado una recesión técnica, por el momento, aunque con serias dificultades, por lo que necesitamos reducir el gasto público para que esto no ocurra".

No obstante, matiza que "esto es algo difícil en un año electoral donde la responsabilidad presupuestaria es cuestionable, por lo que cada vez "es más probable la llegada de una recesión técnica a principios de 2024, con el peligro de convertirse en una recesión profunda afectando de forma contundente a España".

En cuanto a la inflación, De Margarida ha sostenido que "se mantiene a pesar de las medidas correctoras del BCE, lo que conlleva a una pérdida constante del poder adquisitivo con la disminución del consumo y la inversión empresarial".

En suma, el director ha asegurado que la inflación "continúa repercutiendo los costes a los precios de venta minorando los márgenes empresariales perdiendo cuota de mercado, lo que conlleva, en muchas ocasiones, al cierre de empresas".

En cuanto a los pronósticos, las variables analizadas por el Servicio de Estudios apuntan a "una elevada inflación, que no tiende a disminuir; un crecimiento económico muy débil; un mercado laboral que empieza a no crear empleo; y elevados déficits junto con los índices de deuda y desempleo más altos de la UE".

Asimismo, el director de ECOVAEstudios ha afirmado que "la economía de Castilla y León tiene un serio problema estructural con una baja productividad empresarial y del trabajo de sus empelados lo que hace perder competitividad al ser menos eficientes".

En definitiva, De Margarida ha expresado que "la tendencia de la economía castellano y leonesa a medio y largo plazo no es nada halagüeña, ya que en la actualidad existe un dinamismo en la región que se sustenta en unas variables económicas que están empezando a perder fuerza".

Por todo ello, ha proseguido que "es necesario que las decisiones económicas que se tomen pongan sus miras en el medio plazo con independencia de que en el corto exista una valoración optimista de los datos, ya que se sustentan en una alta volatilidad que origina incertidumbre e inestabilidad".

En conclusión, considera "es imprescindible y del todo necesario que el rigor, la prudencia y el sentido común sean el estandarte con el que nos apoyemos a la hora de gestionar los recursos públicos y privados, y que los actores que regulan la macro y microeconomía tomen decisiones que sean garantes del crecimiento económico y la estabilidad social a medio y largo plazo sin altibajos, y mucho menos sin intereses partidarios".