• sábado 28 de enero del 2023

El Banco de Leche Materna cubre toda la demanda al dar de comer a 137 bebés prematuros en las UCIs neonatales de CyL

img

VALLADOLID, 8 Oct.

El Banco de Leche Materna de Castilla y León cubre hoy en día toda la demanda que existe al dar de comer a 137 bebés prematuros en las cinco UCIs neonatales que hay en la Comunidad, un éxito de este sistema que cumple ahora 7 años y que registró este año un total de 26 novedosas donantes.

Así lo explicó a Europa Press la responsable del servicio en la Comunidad, Verónica Cañadas, quien ha detallado la relevancia de esta leche para esos pequeños recién nacidos muy prematuros o de bajo peso dados los resultados positivos de exactamente la misma en frente de las fórmulas artificiales.

"La leche de nuestra madre es el alimento perfecto para cualquier recién nacido", ha defendido Cañadas en unas datas en las que se festeja la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Asimismo, explicó que la protección del bebé en frente de inconvenientes intestinales graves y la reducción de la incidencia de infecciones, son ciertos de los resultados positivos de este alimento.

A través de las donaciones se garantiza una nutrición de "calidad" a los recién nacidos prematuros que, por cualquier razón, no dispongan de leche de su madre. "La leche de la mamá donada tiene una composición inmunológica que va a beneficiar el buen avance y desarrollo de recién nacido en frente de cualquier fórmula artificial", ha detallado.

De este modo, hasta octubre del año en curso el sistema logró lograr la cifra de 251,9 litros donados, de los que 229,7 litros fueron organizados en las Ucis neonatales para dar de comer a 137 bebés prematuros a lo largo de, cuando menos, las primeras 4 semanas.

Cañadas ha detallado que el sistema que marcha en la Comunidad es mixto, de esta forma, por un lado se capta a las probables donantes en el Hospital Río Hortega de Valladolid y a través de una unidad satélite situada en el Hospital de Burgos y, por otra, se afirma la trazabilidad del alimento en los laboratorios del Banco de Leche Materna situados en Valladolid.

Las donantes han de ser mamás sanas que tengan un excedente de producción de leche de la mamá con el que se garantice la nutrición de su recién nacido, a éstas se les posibilita un sistema de extracción de leche de la mamá y recipientes apropiados para guardar y etiquetar esta leche en el hogar hasta el momento en que sea obtenida en el residencia o entregada en el centro hospitalario.

Una vez recepcionado, el alimento es movido a los depósitos del Banco de Leche Materna donde se trata, se examina y se pasteuriza para asegurar la calidad de exactamente la misma y eludir contaminaciones. Una vez pasado todo este desarrollo y elegido con el pertinente etiquetado en el que se detalla la acidez, los nutrientes y la grasa de cada biberón, se guarda en cámaras que la sostienen hasta los -20 grados para su distribución.

La leche de la mamá tiene una caducidad de seis meses tras ser pasterizada y se reparte en las cinco UCIs neonales de la Comunidad que están en los centros de salud de Salamanca, León, en el Río Hortega y Clínico de Valladolid y en el Hospital de Burgos.

Más información

El Banco de Leche Materna cubre toda la demanda al dar de comer a 137 bebés prematuros en las UCIs neonatales de CyL