• jueves 2 de febrero del 2023

El 'Bono de urgencia popular' para los perceptores de la RGC se va a poder soliciar desde mañana y hasta el 15 de septiembre

img

VALLADOLID, 2 Ago.

La Consejería de Familia y también Igualdad de Oportunidades ha convocado el 'Bono de urgencia popular' para los perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) que no sean adjudicatarios del Ingreso Mínimo Vital para compensar las "destacables adversidades" que están atravesando y llevar a cabo en frente de la pérdida de poder de compra derivado del "aumento increíble" del precio de los modelos básicos, singularmente el coste energético.

Según comunica el Gobierno autonómico por medio de un aviso de prensa recogido por Europa Press, el período de presentación de peticiones empezará mañana, miércoles 3 de agosto, y se extenderá hasta el próximo 15 de septiembre, incluido.

Por su parte, la cuantía se específica en un único importe pertinente al 15 por ciento de la cuantía por mes que siente de la prestación Renta Garantizada de Ciudadanía multiplicado por tres meses.

Los potenciales adjudicatarios de este bono son unas 2.500 personas en situación de puerta de inseguridad en la Comunidad. Según los cálculos de la Consejería, si se tiene presente que la cuantía media que reciben frecuentemente son 490,89 euros por mes y que el 15 por ciento piensa 73,63 euros por mes, "van a tener derecho a sentir un Bono Social de Urgencia de 220,90 euros de solo una vez semejante a tres meses".

Para acogerse a este bono va a ser requisito "indispensable" la presentación de la pertinente petición y que sea perceptor de la RGC sin ser al unísono beneficiario del IMV y a fin de que el bono llegue al mayor número de personas en situación de necesidad se va a hacer una campaña de información a los potenciales adjudicatarios por medio de los expertos de los Servicios Sociales.

El departamento que dirige Isabel Blanco ha convocado este Bono de Urgencia Social por un precio de 600.000 euros, una medida que se pone en marcha tras la aprobación por la Junta de Castilla y León en la época de abril de un plan de contestación frente al agravamiento de la coyuntura económica en el que se contemplaban "medidas concretas" destinadas a las familias y a los colectivos mucho más atacables, una de ellas, aumentar las cuantías de los perceptores de la Renta Garantizada de la Comunidad en un promedio del 15 por ciento a lo largo de tres meses.

El propósito preciso del Bono de Urgencia Social, en el ámbito de los Servicios Sociales, es otorgar ayudas económicas "de forma puntual y por situaciones poco comúnes" a esos colectivos especialmente atacables en el momento en que padezcan ocasiones de particular agravamiento.

Más información

El 'Bono de urgencia popular' para los perceptores de la RGC se va a poder soliciar desde mañana y hasta el 15 de septiembre