Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

El campo de CyL ruega a San Isidro por lluvias tardías para la mayoría del cereal.

El campo de CyL ruega a San Isidro por lluvias tardías para la mayoría del cereal.

Los agricultores de Castilla y León, preocupados por la sequía que azota la región, han rogado a su venerado patrón San Isidro que les conceda lluvias que puedan aliviar al menos parte de sus cultivos, aunque lamentablemente sea demasiado tarde para varios productos del cereal. En tanto, afirman también que prácticamente no tienen nada que celebrar como resultado del clima seco que ha afectado a la región en los últimos meses.

Según el presidente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla y León, Donaciano Dujo, la cosecha del año próximo podría superar el desolador récord de la de 2017 si no aparecen las lluvias necesarias para ajustar la temporada en pleno, y aunque se recupere ligeramente, todavía será la segunda peor cosecha de la década.

La primavera ha sido excepcionalmente seca en la región, con escasez de lluvias durante todo el invierno. Ni siquiera hubo prácticamente nieve. El mes de abril, en particular, fue el mes más árido que se haya producido desde el año 1951, provocando que la cosecha actual presente un futuro poco promisorio. Dujo indicó que las estimaciones de rendimiento realizadas por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, basadas en datos meteorológicos proporcionados por la Aemet, "siguen confirmando lo que los agricultores y los ganaderos han estado observando desde hace muchas semanas”. Los rendimientos se sitúan por debajo del promedio tanto en trigo como en cebada, y son aún peores a lo largo de una amplia franja de región del sur y hacia el este y norte de la región, que se ha visto especialmente afectada por la sequía.

Donaciano Dujo también ha dicho que con la falta de agua y el suelo seco, las altas temperaturas y las escasas reservas acumuladas de tiempo atrás, "el pronóstico para las semanas que quedan antes de la cosecha es poco alentador". Debido a este difícil panorama, el presidente de Asaja ha señalado que el campo de Castilla y León "se dirige hacia un año crítico de pérdidas y una falta de liquidez insostenible", ya que la última cosecha también dejó mucho que desear, y además este año los costos de producción han sido más altos que nunca.

Ante esta grave situación, Dujo pide que las administraciones, tanto autonómicas como nacionales y europeas, "den la cara por el sector que alimenta a la sociedad" ya que su situación es bastante preocupante y corresponde a la supervivencia de muchas empresas agrícolas y ganaderas.