• domingo 25 de septiembre del 2022

El Centro de Control de Calidad de señalización vial de CyL efectúa 47 ensayos para prosperar la seguridad en rutas

img

VALLADOLID, 7 Ago.

El Centro Regional de Control de Calidad de la Junta de Castilla y León, situado en el pucelano Polígono de Argales, pertence a los laboratorios de señalización vial "mucho más esenciales" de España, al tener aptitud para efectuar cincuenta de ensayos de control distintas en las señales verticales y fabricantes viales que se tienen la posibilidad de conseguir en cualquier carretera de la Comunidad Autonóma.

Esta entidad, que es dependiente de la Dirección General de Carreteras de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital, y que presta servicio tanto a compañías privadas como a otras instituciones, cuenta desde el año 1999 con la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (Enac) para la realización de 47 ensayos relacionados con la señalización vial, "lo que expone la rivalidad técnica del laboratorio para la realización de este género de pruebas".

A través de un aviso recocgido por Europa Press, la Administración autonómica ha señalado que este centro coopera y participa en ensayos inter-laboratorios "con la intención de garantizar la calidad de los desenlaces" y participa en el Comité de Normalización para la señalización vial aprendiendo, por medio de la revisión de la normativa vigente y la colaboración en la elaboración de novedosas reglas.

Asimismo, ha recordado que trabajó, entre otros muchos, para la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) en lo referente a la certificación 'CE' (Conformidad Europea) de los materiales de señalización vertical y las esferas de vidrio que se usan en exactamente las mismas, o para el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, en lo que hace referencia al marcado de pinturas, termoplásticos y plásticos en frío empleados en la calzada.

El control de la señalización horizontal se realiza en tres fases. Una primera que se enfoca en los materiales y sus especificaciones, una segunda que se dedica al control en el modo perfecto de app (que la maquinaria con la que se imprima cumpla con el pliego de condiciones técnicas del emprendimiento), y una tercera que observa que la marca vial, una vez aplicada al pavimento, consigue los requisitos fundamentales demandados por la normativa de certificación (visibilidad diurna y nocturna, color, o resistencia al deslizamiento).

En lo relacionado a la señalización vertical, la tarea de los expertos del Centro Regional de Control de Calidad se preocupa, de manera concreta, de revisar que las láminas retrorreflectantes contemplen los estándares que pide la normativa en lo que se refiere a visibilidad (gama cromática, luminancia y retrorreflexión) y durabilidad (resistencia a la caída de una masa y al envejecimiento).

Así, el trabajo que se efectúa en el centro "ayuda directamente a, por una parte, sostener y prosperar la calidad de las señales que pueblan las rutas de Castilla y León, y, por otro, consecuencia de lo primero, al aumento del nivel de seguridad vial de aquellas".

Más información

El Centro de Control de Calidad de señalización vial de CyL efectúa 47 ensayos para prosperar la seguridad en rutas