• martes 7 de febrero del 2023

El Consejo Regional de Trabajo acuerda, con la oposición de sindicatos, mudar el festivo del 2 de enero al 25 de julio

img

UGT lamenta el cambio y la carencia de concordancia y CCOO cree que se "impone ideología" en frente de los intereses de la Comunidad

VALLADOLID, 24 Ago.

El Consejo Regional de Trabajo de Castilla y León ha aprobado este miércoles, con la oposición de UGT y CCOO y el acompañamiento de CEOE, cambiar el acuerdo de calendario laboral para 2023 aprobado por este órgano hace un mes y mover el día festivo sosprechado para el 2 de enero al 25 de julio, algo en lo que la resolución última la tiene el Consejo de Gobierno, que deberá aprobar el calendario definitivo.

Tras la asamblea por videoconferencia, los sindicatos han expresado su oposición a este cambio, que piensa mudar un día festivo del lunes, 2 de enero, a un martes, el 25 de julio, lo que estiman que tiene mucho más problemas que virtudes, ya que en el primer caso habría puente y oportunidad de regreso de las celebraciones de Fin de Año y Año Nuevo y, en el segundo, quedaría en una semana donde debería pararse la actividad en medio de una semana y dañaría, por poner un ejemplo, a trabajadores de vacaciones.

En este contexto, el secretario de Acción Sindical y Diálogo Social de UGT, Raúl Santa Eufemia, ha lamentado el cambio de una resolución que se adoptó unánimemente hace un mes a otra que no es unánime y "tumba" el previo acuerdo de todas y cada una de las partes.

A este respecto, se mostró a la expectativa de lo que logre elegir por último la Junta, en tanto que el acuerdo en éste órgano no es vinculante. "Observaremos en este momento si la Junta, el Gobierno, escoge admitir que el día 2 de enero sea celebración y la enorme mayoría de los castellanoleoneses logren gozar en familia como viaje, como en ocio y consumo, como mejor fecha festiva, o decida la que el día 2 de enero se trabaje y en plenas vacaciones veraniegas, 25 de julio, se solape con un festivo", ha señalado.

Santa Eufemia ha añadido que espera que, si se resolviese que se trabaje el 2 de enero, "la integridad de procuradores y consejeros ese día trabajen y no estén de vacaciones".

Así, se mostró expectante ahte lo que la Junta apruebe finalmente para su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad, con un convenio unánime u otro en el que sólo algunas de las partes estuvieron en concordancia.

Por su parte, el secretario de Políticas Públicas y Diálogo Social de CCOO Castilla y León, Saturnino Fernández, ha señalado que el resultado fué el "pensado" de la asamblea. "Retrotraen la historia y nos ponen una celebración a mitad de semana, el 25 de julio, Santiago Apóstol y cierra España".

Fernández ha señalado que hubo una "discusión fuerte", si bien por la parte del directivo general "con buenas expresiones", pero no cambiaron de opinión, y a la patronal le daba igual, con lo que no se ha contrario.

Además, piensa que el Gobierno autonómico "no era siendo consciente de esto" y puso como un ejemplo de esto dado que el secretario general del PP de Castilla y León, Francisco Vázquez, expresase que no se encontraba decido, "además de confundirse" al decir que es en el mes de diciembre en el momento en que se aprueba el calendario laboral y ser en el mes de septiembre.

Ahora, cree que visto que la Junta afirmara que no y aprobase la previo iniciativa acordada por todas y cada una de las partes sería "inaudito" y "crearía una alguna crisis".

"De qué forma va a aprobar una cosa una Consejería unánimemente o no, como en un caso así, y después echárselo para atrás, con lo que el PP, como derecha cobarde o lo que sea, es simple que concluya admitiendo lo que desde la Consejería de Vox, la extrema derecha, le imponen", ha añadido

El responsable de CCOO ha recordado que en mucho más de 30 años desde el instante en que la Junta tiene competencias en esta materia, se ha aprobado la iniciativa acordada por el hecho de que "al final de cuenta perjudica a trabajadores, a compañías y a la ciudadanía, a la que representa la Junta", y "siempre y en todo momento" hubo acuerdo. "Y lo había habido, ahora en el mes de julio y se encontraba aprobado, pero algún espabilado de Vox vió la posibilidad de retrotraernos a tiempos pasados y realizar este cambio", ha aseverado.

Fernández ha insistido en que de esta forma se daña a las familias y a la ciudadanía al perder el 2 de enero y su proximidad a las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, en el momento en que hay mucha movilidad y desplazamientos, y perjudica considerablemente más a procesos productivos, que deberían parar entre semana, aparte de la cuestión de que varios trabajadores que tienen sus vacaciones cogidas --afectaría a quienes les computan los días naturales y no laborales--.

"Pero la ideología de estas personas, a su forma de comprender, va sobre los intereses de la Comunidad y retrotraen a un Santiago que alén de cualquier cuenta", aseguró, tras lo que ha incidido en que "no hubo ni Batalla de Clavijo, si desee, que los historiadores, aseguran que es patraña, con lo que se apareciese Santiago ni muchísimo menos".

Así, piensa que hablamos de establecer nuevamente "un icono del franquismo, del catolicismo extremista, rancio, de siempre" con la restauración de una celebración en el momento en que carece de sentido ni para ciudadanía ni para ámbito productivo "ni muchísimo menos por festejar una patraña en una guerra que jamás existió".

Más información

El Consejo Regional de Trabajo acuerda, con la oposición de sindicatos, mudar el festivo del 2 de enero al 25 de julio