• sábado 26 de noviembre del 2022

El coste de un cuidador en Valladolid cambia entre 1.469 y 3.025 euros por mes, según OCU

img

VALLADOLID, 24 Ago.

El coste de un cuidador en Valladolid destinado a la atención a hogar de personas mayores fluctúa entre los 1.469 y los 3.025 euros, según el informe elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tras estudiar la oferta de diez compañías que prestan este género de servicios.

La Ley de Dependencia contempla diferentes géneros de servicios y posibilidades, como, por servirnos de un ejemplo, la atención a residencia, la opción preferida por la mayor parte de la gente mayores.

Municipios como el de Valladolid contemplan una asistencia popular municipal, pero no es indefinida, con lo que no es extraño anticiparse empleando los servicios de un cuidador mientras que se gestiona la dependencia, que acostumbra demorar mucho más de un año.

Según la compañía consultada, el coste de contratar un cuidador cambia entre los 1.469 a los 3.025 euros por mes para un contrato de ocho horas cada día de lunes a viernes, un coste al que, a veces, hay que sumar la comisión de administración de la compañía, en tal caso puede lograr los 82 euros por mes auxiliares.

Si bien no en todos los casos está claro el coste final, resulta conveniente soliciar que se desglose. Dicho importe puede incrementarse mucho más aún si se precisa un cuidador de adentro: entre diez y cien euros, en dependencia de la compañía, mientras que los servicios y garantías de unas y otras asimismo tienen la posibilidad de cambiar bastante entre sí.

Respecto de la capacitación sociosanitaria del cuidador y las siempre y en todo momento bienvenidas sugerencias, solo el 30 por ciento tiene la titulación de socorrer de enfermería o geriatría, por ejemplo, al paso que un diez por ciento no comunica si tienen además de esto referencias de haber atendido antes a un individuo mayor con experiencia y cariño.

En general, los servicios que se proponen son bastante terminados: limpieza de la vivienda, asistencia para el aseo, para vestirse y para desplazarse y salir de casa, aparte de la preparación de las comidas y la administración de fármacos.

La oportunidad de entender antes al cuidador y reemplazarlo de forma rápida si no es de nuestro gusto, asimismo es frecuente, si bien resulta conveniente asegurarse antes de contratar los servicios de la compañía, así como se enseña en la gaceta OCU Salud de septiembre.

No obstante, solo el 40% de las compañías analizadas tiene concierto para operar como Servicio de Atención a Domicilio Autonómico. Se trata de un aspecto escencial, advierte la OCU, en tanto que dejará subvencionar una parte del coste del cuidador contratado si al final se logra asistencia pedida por medio de la Ley de Dependencia.

En caso contrario, va a haber que mudar después de compañía y, por ende, de un cuidador que probablemente ahora haya predeterminado unos vínculos cariñosos con la persona mayor a cargo.

Otro aspecto primordial a apreciar es la supervisión del desempeño del cuidador por la parte de la compañía. Según OCU, solo el 80% de las compañías analizadas en Valladolid se preocupa por entender si la familia está satisfecha con el servicio y ocho de cada diez garantiza la evaluación del desempeño del cuidador, si bien la mayor parte lo evalún todo al unísono y de manera genérica.

Más información

El coste de un cuidador en Valladolid cambia entre 1.469 y 3.025 euros por mes, según OCU

Noticias de hoy más vistas