• viernes 3 de febrero del 2023

El culpado a 11,5 años de prisión por violar y hurtar a una mujer al lado de Vallsur no se favorecerá de la reforma

img

VALLADOLID, 4 Ene.

La Audiencia de Valladolid ha acordado no comprobar la condena global de once años y medio de prisión impuesta al ciudadano de origen luso F.Antes de CristoS. por la violación y hurto perpetrados sobre una mujer en el mes de agosto de 2014 al lado del Centro Comercial Vallsur de Valladolid, y esto pese a la reforma del Código Penal por medio de la Ley Integral de Garantía de la Libertad Sexual, asimismo famosa como 'Ley del Sí es Sí'.

De esta manera lo ha acordado la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia valisoletana a través del coche pertinente, según la información del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León obtenida por Europa Press.

Dicho tribunal consideró probado, en su sentencia de noviembre de 2015, que el acusado era creador de sendos delitos de violación (producto 179) y de otro de hurto con intimidación, de ahí la condena de once años y medio de privación de independencia, adjuntado con la obligación de indemnizar a su víctima en la proporción de 11.300 euros por lesiones y otros 8.000 por las consecuencias sufridas, según detallaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Además de esto, el culpado va a haber de resarcir asimismo a la víctima con otros 268 euros por los efectos robados y con 101,41 euros al Sacyl por los costos derivados de la asistencia de la denunciante.

A lo largo del juicio, festejado a puerta clausurada el día pasado 13 de octubre de 2015, F.Antes de CristoS. se declaró inocente y adujo que se trató de una relación permitida por la víctima. Incluso aseguró no tener explicación al hecho de por qué razón tras entrenar sexo con la joven en un parque próximo al referido centro comercial salió corriendo con sus ropas y el bolso.

En frente de su versión exculpatoria, la víctima persistió en su testimonio incriminatorio, según el que el día de coches, sobre las 04.40 horas del 1 de agosto de 2014, retornaba a su hogar por el Camino Viejo de Simancas en el momento en que fue abordada por el acusado, quien le puso algo al lado de los riñones--creyó que un arma blanca--y le advirtió de que "dependía de ella" no hacerle daño.

Acto seguido, la llevó hasta un parque cercano a Vallsur y allí, tras obligarla a ocultarse en una región de vegetación, consumó la violación. Ella, tras escapar su presunto atacante con su ropa y el bolso, salió corriendo en sujetador y calcetines hasta el momento en que ha podido parar a un agente de la Policía Local que conducía su vehículo especial.

La declaración de la mujer, la prueba de ADN y, más que nada, los reportes periciales forenses, en lo que se refiere a las lesiones físicas que presentaba la víctima, y sicológicos, centrados en el trastorno adaptativo y de agobio postraumático que padece la denunciante, fueron esgrimidos por la Sala para fundamentar una sentencia condenatoria.

La acusación especial había entusiasmado diez años por delito de violación y 4 por el de hurto con intimidación, al paso que el Ministerio Fiscal había pedido nueve años y medio por el primero y otros tres años y medio por el segundo. Ambas partes coincidieron en el capítulo indemnizatorio al pedir 14.000 euros por las lesiones y otros 8.000 por las consecuencias causadas. La defensa, no obstante, había pedido un fallo absolutorio.

Más información

El culpado a 11,5 años de prisión por violar y hurtar a una mujer al lado de Vallsur no se favorecerá de la reforma