• lunes 05 de diciembre del 2022

El fuego asuela mucho más 250.000 hectáreas en 2022, el peor de la década con diferencia

img

El Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS) ubica a España como el mucho más quemado de la UE en 2022, con 298.800 hectáreas

MADRID, 17 Sep.

El fuego ha asolado 253.988,51 hectáreas de área en lo que va de año, hasta el 11 de septiembre, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que reflejan que este es el año del decenio con mayor área perjudicada, con una diferencia en relación a 2012, que hasta la actualidad ostentaba el 1° puesto, de sobra de 51.000 hectáreas.

No obstante, el Sistema de Información Europeo sobre Incendios Forestales (EFFIS), que mira con los satélites del sistema Copernicus la situación, eleva la cifra de hectáreas quemadas hasta 298.800, con lo que España se ubica como el país de la Unión Europea mucho más perjudicado por los incendios en lo que va de 2022, muy por enfrente de Rumanía, con 149.344 hectáreas asoladas, y de Portugal, con 104.077 hectáreas carbonizadas.

Pero según la información del Ministerio para la Transición Ecológica, que compila los datos que le remiten las comunidades autónomas, asimismo este sería el peor año del decenio con creces.

Así, la diferencia sobre las 202.867,38 hectáreas quemadas entre el 1 de enero y el 11 de septiembre de 2012 --el segundo peor año del decenio-- es aun superior al doble que toda la área asolada por el fuego en ese intérvalo de tiempo de 2018, el más destacable año de los diez últimos, en el momento en que se calcinaron menos de 21.000 hectáreas (20.709,81).

Este año se ha quemado mucho más del triple de hectáreas que en exactamente las mismas datas de 2021, en el momento en que se quemó un 69,44 por ciento menos. La diferencia es afín con la media de los últimos diez años, en los que se ha quemado un 70,43 por ciento menos que en el presente ejercicio.

En cuanto al número de siniestros, los datos del Ministerio registran hasta el 11 de septiembre 8.783, solamente 88 mucho más que la media del decenio, con lo que se deduce que en un número de incendios aproximadamente afín a la media entre 2012 y 2022 (el año pasado se contabilizaron 1.398 fuegos menos) se ha quemado en torno al triple de área.

En preciso, de los 8.783 incendios, cerca de 2 tercios 6.093 fueron intentos, esto es, que se apagaron antes que llegaran a abrasar una hectárea, al paso que los 2.690 sobrantes fueron incendios, en los que ardió mucho más de 1 hectárea.

Otra de las especificaciones que van a marcar 2012 es el alto número de enormes incendios, que son esos que sobrepasan las 500 hectáreas de área, puesto que en lo que va de año se han contabilizado 55 fuegos de estas especificaciones, un número que mucho más tresdobla los 16 enormes incendios de la media del decenio y que se distancia bastante del año con mucho más GIF del decenio, 2012, en el momento en que se contabilizaron 39 hechos de esta categoría. Más aún dista el presente ejercicio del año 2018, el más destacable de este decenio, en el momento en que la cifra de incendios de sobra de 500 hectáreas en este período, se limitaba a tres.

En total, el fuego afectó este 2022 al 0,913 por ciento de la área nacional y en lo que se refiere al género de vegetación, 112.326,71 hectáreas eran de arbolado; 123.888,45 hectáreas de matorral y monte abierto; al tiempo que las 17.773,35 hectáreas quemadas sobrantes, eran de pastos y dehesas.

De todos y cada uno de los incendios, prácticamente la mitad, el 45,diez por ciento tuvieron sitio en el nordoeste, que entiende a Galicia, Asturias, Cantabria y a las provincias de León y Zamora, territorios en los que se quemó el 47,11 por ciento de toda la área arbolada perjudicada y el 49,39 por ciento de la área forestal.

Otro 37,07 por ciento ardió en las comunidades interiores (País Vasco y el resto de provincias no ribereñas --salvo Zamora y León--). En ellas se quemó el 37,84 por ciento de la área arbolada y el 30,73 por ciento de la forestal. Mientras, en el Mediterráneo, con el 17,37 por ciento de los siniestros, se quemó el 12,62 por ciento de la área arbolada y el 18,79 por ciento de la área forestal.

Finalmente, Canarias, por su lado acogió el 0,47 por ciento de los incendios, en los que ardió el 2,44 por ciento de la área arbolada del grupo del país y el 1,09 por ciento de la área forestal.

Más información

El fuego asuela mucho más 250.000 hectáreas en 2022, el peor de la década con diferencia

Noticias de hoy más vistas