• sábado 26 de noviembre del 2022

El Gobierno acepta la situación "muy desequilibrado" del viaducto de la A-6, sin cerrar si se demolerá

img

Emplaza a entender "lo ocurrido" en la región, a donde esta tarde se desplazará la ministra de Transportes

A CORUÑA, 17 Jun.

El encargado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha reconocido la situación "muy desequilibrado" del viaducto de O Castro, en la A-6, entre Galicia y Castilla y León, donde este jueves se registró un nuevo derrumbe, pero ha pedido "calma" a la población más allá de aceptar que hablamos de un "tema grave".

"Si esto se descubre, se descubre merced a las inspecciones que se efectúan, las hay cada tres meses, cada un año y cada cinco años, de ahí que se advirtieron los inconvenientes en el cableado", explicó Miñones, quien ha eludido realizar "hipótesis" sobre las medidas que se adoptarán, como la viable demolición de todo el viaducto.

A cuestiones de los cronistas, antes de formar parte en un acto en la Confederación de Empresarios de A Coruña, dijo que se prosigue haciendo un trabajo "en lo más esencial, en aclarar lo ocurrido".

Además, ha manifestado que tras generarse este nuevo derrumbe, hacia las 18,45 horas, según ha apuntado, desde el Gobierno se pusieron en contacto con la Xunta. En su caso llamó al titular del Ejecutivo gallego, Alfonso Rueda, al paso que el secretario general de Infraestructuras se puso en contacto con la conselleira de esta área.

Por otra sección, ha podido confirmar que esta tarde la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, se desplazará a la región, donde, según ha señalado, están los profesionales "haciendo un trabajo". También se dió traslado de la existencia de la ministra a Alfonso Rueda por "si desea arrimarse" a Piedrafita.

Respecto a lo ocurrido este jueves, el encargado del Gobierno ha insistido en que el propósito todavía es "priorizar la seguridad, los desplazamientos y la conectividad por medio de la Nacional VI", aparte de trabajar en la "reconstrucción".

"Pero primero hay que entender lo ocurrido y comprender qué medidas tomar". "A partir de ahí va a entrar si es requisito mudar todo el viaducto", ha apostillado Miñones frente a la situación "muy desequilibrado" del mismo.

Mientras, preguntado si va a haber un conjunto de trabajo con presencia de la Xunta, como han pedido desde el Ejecutivo gallego, con relación a la investigación de lo ocurrido y el análisis de las causas, dijo que sostendrán desde el Gobierno un "contacto directo".

En cuanto a si considera preciso una investigación judicial, ha apuntado que se va a ir "punto por punto". "Primero es estudiar con aspecto lo ocurrido, entender cuáles son las causas y, en función de esas causas, se van a tomar las resoluciones oportunas, si es requisito recurrir a esa vía judicial o no".

Por otra sección, ha adelantado que la semana próxima, específicamente el martes, sostendrá un acercamiento con hombres de negocios del campo damnificados. "Todos deseamos entender lo mismo, qué ocurrió y cuánto vamos a requerir de tiempo".

Al hilo de esto y cuestionado si sigue la intención de que este verano se logre abrir el viaducto dirección a Madrid, indicó que "la meta es llevarlo a cabo a la mayor brevedad, lo primero es la seguridad", volvió a recalcar.

Más información

El Gobierno acepta la situación "muy desequilibrado" del viaducto de la A-6, sin cerrar si se demolerá

Noticias de hoy más vistas