• sábado 28 de enero del 2023

El incendio de la Sierra de la Culebra se prolonga al valle del Tera y perjudica ahora a 25.000 hectáreas

img

Supera en área perjudicada al de Navalacruz (Ávila) del pasado año y que, hasta hora, había sido el peor de la historia en la Red social

ZAMORA, 18 Jun.

El fuego producido en la noche del miércoles en la Sierra de la Culebra sigue liberado y ahora se ha extendido este sábado hacia el valle del Tera, donde ha obligado a desocupar múltiples localidades por la amenaza de las llamas.

Las fuertes ráfagas de viento y el calor han complicado las trabajos de extinción llevadas a cabo a lo largo de toda la día durante más de 500 expertos que proceden de múltiples comunidades autónomas.

Durante la mañana, la Junta de Castilla y León avisó que se habían calcinado cerca de 20.000 hectáreas de lote, parte importante correspondiente a la reserva de la Sierra de la Culebra, hogar por antonomasia del lobo ibérico en el nordoeste español y entre los espacios naturales de mayor valor de la provincia de Zamora.

Según los últimos datos ofrecidos por la Junta, esa cantidad se habría aumentado en las últimas horas hasta las 25.000 hectáreas, superando al incendio de Navalacruz (Ávila) del pasado año y que, hasta el día de hoy , era el mucho más virulento de la historia en la Red social.

También en las primeras horas del día se confirmó que los pobladores de las localidades de Boya, San Pedro de las Herrerías, Cabañas de Aliste, Mahíde, Pobladura de Aliste, Las Torres de Aliste y Palazuelo de las Cuevas podían regresar a casa tras una noche de evacuación a lo largo de la que pernoctaron en un recinto habilitado en Alcañices, su cabecera comarcal.

En cambio, los vecinos de otros pueblos como Villardeciervos, Villanueva de Valrojo, Ferreras de Arriba, Ferreras de Abajo, Codesal, Cional y Flechas siguen desalojados y delegados entre Camarzana y Benavente desde el viernes, frente al riesgo por el fuego y el humo en sus localidades. A estos sitios se sumaron a lo largo del sábado otros como Otero de Bodas, Olleros de Tera, Pumarejo de Tera y Calzadilla de Tera, que se vieron muy damnificados por el progreso de las llamas hacia el norte.

En la situacion de Otero de Bodas, los servicios de extinción debieron afanarse para eludir que el fuego va a llegar a las viviendas, una vez las llamas brincaron la carretera N-631, a la altura del Val de Santamaría, al tiempo que, en las localidades del Tera, el incendio asimismo conminó con seriedad las casas a media tarde.

Los medios que estuvieron haciendo un trabajo en la región durante todo el día son: 29 agentes medioambientales, 18 especialistas, 40 autobombas, 9 bulldozer, 36 cuadrillas -de tierra y helitransportadas ELIF-, 20 helicópteros, 1 aeronave de coordinación de Infocal, 1 aeronave de coordinación y 2 aeroplanos anfibios del Ministerio para la Transición y el Reto Demográfico y el Puesto de Mando Avanzado (PMA).

Además, tras pasar la N-631, el progreso de las llamas alcanzó por su parte la vía del AVE, lo que forzó a Renfe a interrumpir la circulación y a proponer el regreso de ciertos trenes a su punto de origen, frente a la contrariedad para prestar una opción alternativa por carretera.

A pesar de esta situación, fuentes de la Subdelegación del Gobierno han afirmado a Europa Press que, ahora mismo, no se contempla declarar el nivel 3 de alarma por incendio forestal, con lo que el fuego de la Sierra de la Culebra se sostendrá en el nivel 2.

Más información

El incendio de la Sierra de la Culebra se prolonga al valle del Tera y perjudica ahora a 25.000 hectáreas