• sábado 28 de enero del 2023

El mercado editorial prosigue mejor que en 2019, más allá de que se estabiliza tras 2020

img

El Gremio de Editores apunta a las compañías de autoedición como "el enorme inconveniente" del exceso de títulos: "Están afeando el mercado"

VALLADOLID, 7 Ene.

El mercado editorial en Castilla y León sigue en cantidades superiores a las de 2019, el año antes de la pandemia, si bien sus números prosiguen estabilizándose tras un 2020 que resultó "claramente bueno" para la venta de ejemplares debido al confinamiento que favoreció la lectura en los hogares.

Así lo reconoce el presidente del Gremio de Editores de Castilla y León, Héctor Escobar, quien resalta que el de el fue entre los ámbitos "menos damnificados" en el fantasma cultural, con una subida de ventas en 2020 que empezó a revertirse hacia finales de 2021, tras lo que a la conclusión de 2022 se ubica cerca de los números de 2019, pero "mejor que antes de la pandemia".

Escobar, a la sazón directivo editorial del sello leonés Eolas, ha defendido, alén de los números, el buen instante que viven, en lo que se refiere a calidad, las editoriales de Castilla y León, con reconocimientos como los premios concedidos por el Ministerio de Cultura y Deporte tanto a la Facultad de Salamanca, en calidad de casa editorial, como a la leonesa Ediciones Menguantes, quien por segundo ejercicio consecutivo obtuvo el reconocimiento al Libro Mejor Editado del Año en 2021 con 'Bestiario del Antropoceno', de Nicolas Nova y Disnovation.org, con ilustraciones y diseño gráfico de Maria Roszkowska.

Al mismo tiempo, la autora uruguaya Cristina Peri Rossi, lanzada por la firma palentina Menoscuarto, consiguió el Premio Cervantes 2021, al tiempo que la editorial segoviana La uÑa RoTa ha editado al último Premio Princesa de Asturias de las Letras, el dramaturgo Juan Mayorga, y la citada Eolas, a los premios nacionales de las Letras 2020 y 2021, Luis Mateo Díez y José María Merino, respectivamente.

Por ello, Escobar resalta la "esencial" tarea que efectúan los integrantes del Gremio, editoriales "pequeñas", pero con una actividad "bastante fuerte" que aguardan sostener de cara al futuro, con mayor presencia en ferias de todo el mundo, para lo que enfatizó la relevancia de la línea de ayudas puesta en marcha por la Junta de Castilla y León que el campo demandaba.

Sin embargo, el presidente se marcó como reto conseguir una "mayor presencia" de sus títulos en las bibliotecas de la Comunidad, al tiempo que en otras autonomías "sí apuestan mucho más" por editoriales del territorio y que en Castilla y León echan "en falta".

Esa "falta de presencia" de sus volúmenes asimismo la sienten, ha lamentado Héctor Escobar en una entrevista concedida a Europa Press, en las librerías de la zona, con aparadores copados por los enormes conjuntos editoriales que dejan sin espacio, alén de los temas locales, a "otros géneros o autores".

Esto llevó a constatar a Escobar que en muchas ferias de las Comunidad a las que asisten hallan en la mayor parte de los expositores "los mismo libros", pero solamente "referencias de las editoriales del Gremio", lo que le causa "cierto mal", tras lo que ha reivindicado la figura del librero en el momento de "sugerir libros buenos y no solo los mucho más vendidos", algo que a su parecer, "se pierde".

Desde su llegada la Presidencia del Gremio en el mes de enero de 2021, la entidad ganó once asociados, pasando de 14 a 25 pertenecientes, editoriales no nuevamente tipo, sino ahora existían pero que hasta la actualidad no se habían resuelto a gremiarse, un éxito que Héctor Escobar atribuye a la actividad y "buen ámbito" que desarrollan, con presencia en las primordiales ferias del libro de todo el planeta, como la de Medellín en Colombia, la FIL de Guadalajara en México --la mayor de charla hispana-- o la de Frankfurt en Alemania, la más esencial del mundo y que este año tuvo a España como país invitado.

No obstante, el Gremio tiene aún pendiente integrar algún integrante de Burgos, Ávila o Soria, provincias que no tienen representantes en esta organización, como acepta su presidente, quien ha invitado a todas y cada una a sumarse o, cuando menos, a arrimarse a conocerlo y también informarse sobre su actividad.

Héctor Escobar ha subrayado el desarrollo que experimentan las editoriales de Castilla y León, pequeñas de tamaño, pero "con libros espectaculares", como prueban los últimos reconocimientos conseguidos por sus títulos.

Por ello, ha reivindicado el "potencial" del libro en papel, que "no desaparece", pese a los augurios que acarreó con su llegada la irrupción del libro electrónico, y ha señalado a las compañías de autoedición como causantes del "enorme inconveniente" del exceso de títulos publicados en el mercado.

"Seré muy contundente, el enorme inconveniente en España del campo editorial lo dieron estas compañías de autoedición que publican completamente todo cuanto les llega. Al final no son compañías editoriales, son compañías que dan servicios editoriales que ponen en valor libros, que en ciertos casos me imagino que tienen la posibilidad de estar aproximadamente bien, pero en su enorme mayoría son libros que no tienen relación con la calidad literaria, ni con la calidad creativa, ni con nada mucho más allí que el ego de: he escrito un libro y lo deseo difundir, o he escrito unos poemas y los deseo divulgar", ha sentenciado Escobar, quien ha ahondado en ello al garantizar que "entonces ese libro o esos poemas no hay por dónde cogerlos".

"Eso es lo que está afeando bastante el mercado literario en España", ha insistido el gerente de los editores castellanoleoneses, quien frente este "intrusismo" en el ámbito llega aun a sugerir el avance de una normativa que "fuera contundente con esto", tal es así que antes de publicarse una obra "tuviese que pasar una suerte de requisitos".

"¿Tú te imaginas a la multitud poniendo discos en que sus elementos desafinen con sus notas? Esto es lo que pasa. Esas compañías no pasan ningún cauce de control, ni ningún filtro de calidad. Cada vez se transporta mucho más y de ahí que cada vez se publican mucho más libros en España", ha incidido Héctor Escobar, quien ha precisado que las editoriales que están en un circuito nacional o en todo el mundo cada vez editan "menos libros". "Nos centramos mucho más en la calidad que en la cantidad", ha zanjado.

Más información

El mercado editorial prosigue mejor que en 2019, más allá de que se estabiliza tras 2020