• jueves 2 de febrero del 2023

El TSJCyL asegura 37 años al monitor juzgado por abusar de menores en un campamento en Hornillos (Valladolid)

img

VALLADOLID, 20 Jun.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ratifica la condena global de 37 años de prisión al monitor que fue juzgado por abusar de nueve menores, de entre 8 y 12 años, que tenía a su cargo en el transcurso de un campamento festejado en el verano de 2018 en la ciudad pucelana de Hornillos de Eresma.

En su fallo, la Sala de lo Civil y Penal del TSJCyL, con origen en Burgos, da por buenas las afirmaciones de las víctimas y desecha el recurso de la defensa y ratifica la sentencia de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial, de octubre de 2021, que condenó al recurrente por nueve delitos de abuso sexual--uno continuado--y le exculpó de otros 4.

En aquella sentencia, en este momento afirmado, se le obligaron al monitor penas que globalmente se elevan a 37 años de privación de independencia, a razón de 4 años por todos los ocho delitos y cinco mucho más por el continuado, en frente de los 67 en conjunto que había pedido el Ministerio Fiscal--había asimismo presentadas tres acusaciones particulares--y la absolución que había entusiasmado su letrado defensor, según detallaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Aparte de la citada pena privativa de independencia, el culpado va a deber abonar indemnizaciones por importe total 6.000 euros--1.000 euros a seis pequeños, puesto que el resto renunció a indemnizaciones-- al paso que quedó inhabilitado por espacio de 17 años para ocupaciones similares con menores y va a quedar sometido a independencia observada a lo largo de siete años una vez cumpla la condena.

La visión se inició el día pasado 27 de septiembre del pasado año y se festejó a lo largo de prácticamente una semana a puerta clausurada en la Audiencia Provincial, donde el culpado negó los hechos pero los menores ratificaron que el monitor les efectuó tocamientos sobre la ropa.

El monitor, vecino de Medina del Campo, continuó por espacio de nueve meses en prisión hasta el momento en que la Audiencia de Valladolid acordó su puesta en independencia al progresar el recurso de apelación interpuesto por su letrado defensor.

Si bien el Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción número 1 de Medina del Campo, solicitado de la investigación de los hechos, había rechazado el recurso de reforma contra el coche de prisión, el posterior de apelación frente a la Sección Cuarta de lo Penal fue por último estimado, con lo que el investigado quedó el 20 de marzo de 2019 en independencia provisional con cargos.

De entrada se llegó a barajar la veintena de damnificados, más allá de que el número final quedó achicado a la mitad firmes en tocamientos sobre el saco de reposar a lo largo del campamento 'El Trasto', de la compañía Campa y Ocio y Tiempo Libre, festejado en el verano de 2018 en Hornillos de Eresma.

El Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción número 1 de Medina del Campo (Valladolid) dictaminó el 28 de junio de ese año el ingreso en prisión comunicada y sin fianza del acusado.

Tras su comparecencia en sede judicial, donde se acogió a su derecho de no declarar, la juez basó entonces su encarcelamiento en la gravedad de los hechos que se le imputan y en el peligro de fuga, y esto más allá de que su letrado solicitara, sin éxito, su independencia provisional mencionando al arraigo popular del defendido.

Asimismo había propuesto la defensa la app de medidas cautelares, como la prohibición de aproximarse a las presuntas víctimas y de estar comunicado con ellas por cualquier medio, cosa que entonces estableció la Audiencia Provincial como requisito para sostenerle en independencia provisional.

La novedad provocó una honda consternación en esta pequeña ciudad de no mucho más de 200 pobladores y ubicada a 45 km de la ciudad más importante.

Más información

El TSJCyL asegura 37 años al monitor juzgado por abusar de menores en un campamento en Hornillos (Valladolid)