Crónica Castilla y León.

Crónica Castilla y León.

Fiscalía de Valladolid solicita 3 años de prisión para un hombre acusado de captar mujeres para prostitución en un piso.

Fiscalía de Valladolid solicita 3 años de prisión para un hombre acusado de captar mujeres para prostitución en un piso.

El Fiscal de Valladolid ha tomado medidas para asegurarse de que se cumplan una serie de normas con el fin de evitar la imposición de multas correspondientes. En esta ocasión, se ha solicitado una condena de tres años de prisión para un hombre de nacionalidad paraguaya, J.A.M.G, acusado de captar mujeres de su país para explotarlas sexualmente en un piso en la capital. Estas mujeres, en una situación de vulnerabilidad, aceptaban las condiciones que él imponía.

El presunto proxeneta se enfrentará a juicio el próximo 3 de julio en la Audiencia Provincial. La acusación pública busca una pena de tres años de prisión por delito de aprovechamiento de la prostitución ajena, una multa de 10.800 euros, libertad vigilada por tres años e inhabilitación laboral por diez años en trabajos que involucren a menores de edad.

Además, la Fiscalía solicita al acusado el pago de una indemnización de 10.000 euros a una de las mujeres presuntamente explotadas. Estos hechos ocurrieron entre junio de 2020 y marzo de 2021, donde el acusado captaba mujeres paraguayas en situación irregular para ejercer la prostitución bajo sus condiciones en un piso de Valladolid.

Según la acusación, el acusado alojaba a las mujeres, publicaba anuncios, coordinaba las citas y recibía el pago total de los servicios, incluso mediante medios electrónicos. Entre cuatro y siete mujeres se encontraban bajo su explotación, comprometidas a entregarle la mitad de sus ganancias y sufrir multas por incumplir sus normas restrictivas.

Estas normas incluían restricciones severas, como salir de casa solo una hora al día, no descansar los fines de semana, atender bien a los clientes, estar arregladas en todo momento, avisar con antelación si deseaban descansar, responder urgentemente a las llamadas y mantener limpieza y orden constantes, siendo vigiladas incluso por cámaras de videovigilancia cuando el acusado no estaba presente en el piso.

En el momento de la detención del acusado en marzo de 2021, se encontraron cuatro mujeres en la situación descrita, de las cuales solo una ha solicitado una indemnización por daños morales.