• domingo 29 de enero del 2023

García-Gallardo afirma que Vox no se impondrá como requisito autoimpuesto pactar todas y cada una de las políticas con los sindicatos

img

VALLADOLID, 29 Jul.

El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, de Vox, fué tajante este viernes al garantizar que su partido no se marcha a imponer como "requisito autoimpuesto" pactar todas y cada una de las políticas con los llamados sindicatos de clase, a los que ha acusado de no ejercer adecuadamente, "o no todo lo bien que deberían", su papel de representación de los trabajadores "con visibles omisiones o deficiencias".

"Nosotros no tenemos en cuenta indispensable pactar con los sindicatos una política en temas de prevención y extinción de incendios, es nuestro método", aseguró en forma de ejemplo García-Gallardo que se mostró convencido de que si no se hubiese pactado el modelo de prevención extinción de incendios con las organizaciones sindicales el día de hoy habría "un modelo mucho más eficiente".

García-Gallardo asimismo ha considerado que los sindicatos de clase están "muy escorados a la izquierda" con lo que han olvidado las reivindicaciones habituales de los trabajadores y puso como un ejemplo de esa activa de UGT y CCOO su acompañamiento al "feminismo extremista" como sumarse a convocatorias de huelgas de juguetes y a "poner faldas a los semáforos" o a otras "reivindicaciones mucho más exóticas y también injustas, como que no se logre escolarizar a los pequeños en Cataluña con el 25 por ciento, cuando menos, de clases en castellano".

El vicepresidente de la Junta hizo esta reflexión tras la asamblea de sobra de 2 horas de duración con los representantes de los agentes económicos sociales en el marco del Diálogo Social que, según ha aceptado, no ha concluido con el éxito que deseaba ,más allá de que ha emplazado a las partes a regresar a reunirse desde septiembre, o antes si es necesario, para proseguir intentando encontrar puntos de acercamiento puesto que, según ha reiterado, el Gobierno de coalición cree en el modelo del Diálogo Social y reconoce el papel institucional y constitucional de las organizaciones que lo tienen dentro.

"Nosotros pensamos que las organizaciones sindicales ejercitan, o deberían ejercer, un papel fundamental a nivel popular", ha aseverado específicamente el vicepresidente de la Junta que llegó a asegurar que las organizaciones sindicales deberían transformarse "en el más destacable aliado" del gobierno coalición, para aceptar, a renglón seguido, que no es simple "por no decir realmente difícil".

Dicho esto, el vicepresidente ha aludido al deber electoral de Vox para substituir "un modelo que en multitud de cuestiones que marcha forma deficiente y que es precisamente mejorable por un modelo de asistencia de asistencia, de capacitación, de prevención de peligros laborales bastante superior" a eso que ha añadido asimismo que no siempre se debe llevar a cabo con menos elementos, "sino más bien aun con mucho más", si lo necesita la situación.

García-Gallardo ha constatado además una mejor predisposición de los sindicatos a pactar con el Partido Popular "por la relación histórica que tuvieron a lo largo de los últimos años", en frente de la "predisposición muy negativa" con Vox que, según ha insistido, tratará de reconducir en el momento en que se convoquen la "multitud de mesas" del diálogo popular que prevé desde septiembre en las que espera que los sindicatos prosigan acudiendo, "como no en todos los casos hicieron", ha reprochado en referencia a la crisis de Siro.

"Es nuestra intención poder pactar con ellos un modelo laboral mejor para Castilla y León en todos puntos específicos que deba efectuarse", ha concluido.

Más información

García-Gallardo afirma que Vox no se impondrá como requisito autoimpuesto pactar todas y cada una de las políticas con los sindicatos