• viernes 3 de febrero del 2023

García-Gallardo reclama el modo de vida de todo el mundo rural como una manera de ejercer la independencia

img

Participó en la presentación oficial de la Fundación Educatio Servanda en el Monasterio de la Santa Espina

VALLADOLID, 15 Oct.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha reivindicado este sábado el modo de vida de todo el mundo rural "como forma de ejercer la independencia", así como ha señalado a lo largo de su participación en la presentación oficial de la Fundación Educatio Servanda en la provincia de Valladolid.

La institución didáctica acepta desde este sábado la administración de la vivienda de alumnos y del Monasterio de La Santa Espina por encargo del marqués de Valderas y presidente de su Fundación, Hipólito Sanchiz, tras 134 años de administración de los Hermanos de La Salle.

Durante su intervención, García-Gallardo puso en valor la acción de la Fundación de la Santa Espina "por su indispensable contribución" en el momento de que este emprendimiento resulte posible. "No hay solamente bonito que proseguir un legado familiar y honrar a quienes la han antecedido en el título", dijo sobre el marqués de Valderas.

Asimismo, el vicepresidente de la Junta ha reafirmado su deber de continuar velando frente a la multitud de cuestiones que el día de hoy "están dificultosamente conminadas", como son "el modo de vida en el planeta rural, la civilización occidental o la expulsión de la religión en la sociedad", y que se defienden asimismo en la Fundación de La Santa Espina.

"Necesitamos sentir ese arraigo a la tierra. Necesitamos sentirnos orgullosos de la tierra a la que pertenecemos y ofrecer visibilidad al Monasterio de La Santa Espina; ofrecer visibilidad a todos y cada uno de los pueblos vecinos y a quienes pasaron por aquí. Sin rincón a duda es primordial", ha manifestado el vicepresidente.

Por último, Juan García-Gallardo ha señalado el trabajo creado por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en materias como son la "concentraciones parcelarias, progresando los seguros agrarios, las infraestructuras, el regadío, pero asimismo con proyectos académicos".

"Vivir en el campo no es ningún fracaso. Todo lo opuesto, es una manera dignísima y sacrificada de ganarse la vida. Es un modo de vida que debemos reivindicar, puesto que es una manera de ejercer la independencia. Desde la Junta de Castilla y León vamos a poner nuestro grano de arena a fin de que el planeta rural vuelva a tener el prestigio y la relevancia que otrora tuvo en la sociedad", ha remachado.

Por su parte, los causantes de la Fundación didáctica han desmenuzado los primordiales ejes de acción que realizará en el Monasterio de La Santa Espina a lo largo de los próximos años basado en su deber con la sociedad, la civilización y la religión católica. También participaron Pedro Luis Llera, directivo de la vivienda de alumnos del monasterio; Hipólito Sanchiz, marqués de Valderas y presidente de la Fundación de La Santa Espina; Óscar Rivas, directivo de Comunicación y Relaciones Institucionales de Educatio Servanda; Juan Carlos Corvera presidente y principal creador de Educatio Servanda; y Monseñor Luis Argüello, arzobispo de Valladolid.

Este nuevo capítulo en la historia del monasterio se genera en el momento en que el enclave cumple 875 años de vida. Un hecho que pone en valor la "relevancia y la predominación" que la Santa Espina ha ejercido en la zona y en España a lo largo de los últimos siglos.

Ahora, bajo el título '875 años: la historia sigue', la efeméride servirá a fin de que la Fundación Educatio Servanda logre argumentar las líneas de actuación que vertebran su emprendimiento, entre aquéllas que resalta la atención humana y espiritual de los 80 estudiantes que viven en el monasterio a lo largo del curso académico, mientras que efectúan los distintos ciclos de Formación Profesional gestionados por la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León.

La Misa anterior a los actos festejados en el salón de actos del Monasterio de La Santa Espina fué encabezada por el arzobispo de Valladolid, monseñor Luis Argüello, quien ha anunciado asimismo al nuevo párroco y capellán de la vivienda, el padre Francisco Viviendas.

Hasta el curso pasado, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural había gestionado el Centro Integrado de Formación Profesional de la Santa Espina, en colaboración con los hermanos de las academias cristianas La Salle. Este acuerdo -festejado en virtud del convenio suscrito entre la Consejería, el Patronato de la Fundación la Santa Espina y el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas La Salle- tenía por objeto la organización y desempeño del Centro Integrado de Formación Profesional La Santa Espina.

Ante la marcha de los Hermanos de La Salle, y con el acompañamiento del marqués de Valderas, Hipólito Sanchiz, la Fundación de La Santa Espina toma este nuevo sendero a través de la Fundación Educatio Servanda, que aceptará la administración y desempeño de la instalación.

De este modo, la Junta de Castilla y León, por medio de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, ha facilitado un nuevo convenio de colaboración en el que la Fundación Educatio Servanda prosiga asumiendo las funcionalidades que a lo largo de los últimos años han venido realizando los Hermanos de La Salle con colosal dedicación.

Más información

García-Gallardo reclama el modo de vida de todo el mundo rural como una manera de ejercer la independencia