• viernes 3 de febrero del 2023

Gobierno afirma que no va a aceptar la "tropelía" deCyL y aprueba un requerimiento

img

MADRID, 17 Ene.

La ministra de Política Territorial y representante del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha asegurado que no va a aceptar la "tropelía" de la junta de Castilla y León, después del aviso Ejecutivo autonómico con relación a un protocolo "antiabortista".

"El Gobierno desea trasmitir un mensaje de absoluta solidez y calma, de solidez por el hecho de que el Gobierno va a aprobar cuantas ideas sean primordiales para evitar esta tropelía anunciada por el gobierno de Castilla y León, para evitar que esta tropelía se consume, y de calma a las mujeres de Castilla y León y de España, tal como a los expertos sanitarios, que tengan la absoluta seguridad de que el Gobierno no va a aceptar ni un solo retroceso en temas de derechos y libertades de las mujeres", ha manifestado Rodríguez, este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Por este motivo, explicó que el Consejo de Ministros ha aprobado un convenio consistente en un requerimiento a la junta de Castilla y León, que es "el paso antes de la interposición de un enfrentamiento de competencias frente al Tribunal Constitucional".

Así como explicó Rodríguez hablamos de la tercera intervención del Ejecutivo en esta materia, tras contactar con el Gobierno de Castilla y león "de manera informal" mediante una carta, y por la vía administrativa. En los dos casos, según indicó, no han recibido contestación.

Preguntada sobre por qué razón no han aguardado un intérvalo de tiempo mucho más largo para comenzar este último requerimiento, Rodríguez ha señalado que las castellanoyleonesas que este lunes iban a asistir a centros de salud con la intención de abortar no podían llevarlo a cabo "con temor" y, según indicó, el Gobierno no va a dejar que sean "coaccionadas en su derecho" que resguarda la ley "en toda España".

EL "SILENCIO CALCULADO" DE FEIJÓO

Asimismo se ha referido, en un caso así, a la intervención del presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, en rueda de prensa de este lunes para decir "que hay medidas", pero sin argumentar "de qué se habla" y el "silencio calculado" del presidente del PP, Alberto Nuñez Feijóo, desde el instante en que se anunciasen las medidas.

"Este silencio no es casual, no es un silencio entusiasmado, es cómplice", ha denunciado la representante del Gobierno quien piensa que la posición del líder habitual' es "exactamente la misma que la de Mañuevo y Vox". En este sentido, ha recordado que la ley "que el día de hoy procuran denegar" desde el Gobierno de Castilla y León, es la que está en vigor aprobada en 2010, que el PP tiene recurrida frente al Tribunal Constitucional.

Tras ser sobre aviso de que, prácticamente simultáneamente a su intervención, Feijóo se había pronunciado sobre el tema, la ministra ha asegurado que cinco días de silencio "son bastantes días" y piensa que en este periodo de tiempo Mañueco "intentó reconducir" la situación "al paso que agrada a sus asociados de Gobierno". "Es que se ve que están escribiendo el expediente en este momento, en el momento en que lo habitual, si se ha aprobado algo es que logre mostrarlo a la ciudadanía", ha proclamado.

Rodríguez ha insistido en que el propósito del Gobierno central con este requerimiento es que "frente a la indeterminación, la carencia de archivo, el desconocimiento, la indecisión y la afectación de esa resolución a los derechos y libertades de las mujeres y al ámbito de rivalidad", el Gobierno de Castilla y León "se abstenga de sugerir a la mujer preñada ningún género de protocolo que se sobrepase en la normativa" vigente y que "no cabe recomendación, fuera de protocolo, al personal sanitario".

Por otro lado, Rodríguez ha rechazado las acusaciones de un empleo electoral de esta situación y ha recordado que desde el Gobierno se realizó un llamamiento al PP, después de las selecciones autonómicas, a fin de que contara con sus partidos integrantes y también "evitar" que Vox "va a llegar las instituciones y a gobiernos en ningún sitio del país". "Prefirieron ponerse de ese lado", ha lamentado la ministra.

SOBRE LA LEY 'SOLO SÍ ES SÍ'

Finalmente, la representante del Ejecutivo fué preguntada por la viable reforma de la Ley de Garantía de la Libertad Sexual, famosa como Ley del 'solo sí es sí', sobre la que ha insistido en que el Gobierno y el Parlamento hicieron su trabajo con una "clara orientación" hacia "la protección integral de las mujeres" y que las secuelas de su app no eran las deseadas.

Por eso, según explicó, el Ejecutivo haya estado "muy atento" a la instrucción de la Fiscalía, enmendara la reforma del Código Penal para "marcar precisamente" sus pretenciones y, en este momento, espera "una unificación de doctrina" por la parte del Supremo.

Más información

Gobierno afirma que no va a aceptar la "tropelía" deCyL y aprueba un requerimiento