• viernes 30 de septiembre del 2022

González-Monjas: "Hay que proteger la parte efectiva de la civilización rusa"

img

   Se expone "encantado" con la decisión de Thierry Fischer como directivo titular de la OSCyL y piensa que puede ofrecerle "un sonido propio"

   VALLADOLID, 23 Jun.

   El directivo de orquesta valisoletano Roberto González-Monjas se mostró opuesto a una política de cancelación 'ad hoc' hacia los artistas rusos a consecuencia de la invasión de Ucrania y ha llamado a proteger "la parte buena y efectiva de la civilización rusa".

   "Yo estoy siendo muy estable con esto. La música de Chaikovski, de Stravinski, de un montón de músicos, es fundamental proseguir tocándola pues ése es el lado de la civilización rusa que debería ser útil como un ejemplo, que agrupa a la multitud, que acerca a la multitud, que comunica", ha defendido el profesor en una entrevista concedida a Europa Press antes de ponerse adelante de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) para el último programa de la temporada, en el que exactamente se interpretará, por ejemplo proyectos, 'La consagración de la primavera', de Ígor Stravinski.

   "Ellos tenían sus inconvenientes y asimismo se oponían a las guerras, al totalitarismo", ha subrayado en referencia a los tradicionales de aquel país González-Monjas, quien ha recordado que hoy "muchos rusos están en oposición a la guerra y no desean que su nombre se asocie a la actuación de Putin".

   Sobre el enfrentamiento sobre si los artistas rusos que deseen tocar en el extranjero tienen que o no condenar de manera expresa la actitud de su presidente en Ucrania, el directivo valisoletano ha reconocido que es un "tema difícil", puesto que para bastantes "el hecho de tener que posicionarse" asimismo significa habitualmente la oportunidad de hallarse con "represalias" a su regreso a Rusia, con lo que ha letrado por "investigar cada caso" y "habar con los artistas".

   En este sentido, ha constatado las diferencias con esos artistas "muy vinculados con el régimen de Putin" y que "a lo largo de varios años" lo han "apoyado" y se han "beneficiado" de esta relación. "Por supuesto, los músicos procuramos repartir fraternidad, si hay un individuo que está en el lado de una guerra de este modo, es muy difícil legitimar su presencia en un ámbito tratando charlar de fraternidad, interpretando una Novena de Beethoven", ha señalado, si bien sí ha aceptado que no le semeja "justa" la "regla" impuesta de que tener que posicionarse para lograr accionar.

   En cualquier situación, ha sostenido que en España la posición general en relación a las cancelaciones de autores o músicos rusos está "algo mucho más calmada" que en otros países de occidente y apostó por emplear "el los pies en el suelo" en el momento de saber cada situación.

   Al lado de Stravinski, completa el repertorio de este último programa de la temporada de la OSCyL el 'Bolero' de Ravel y su 'Concierto para piano y orquesta en sol mayor', un compositor que asimismo estuvo presente en el momento en que dirigió esta orquesta el mes pasado de abril, entonces con la 'Pavana para una infanta fallecida', y en el mes de noviembre, con 'Cuadros de una exposición', de Modest Músorgski, orquestados por Ravel.

   "Era un tanto la iniciativa, estructurar esas tres visitas con un hilo conductor que fuesen, por una parte, proyectos enormes para orquesta, de enorme virtuosismo orquestal, y por otro tener un compositor que se encargó de hacer color orquestal, que hasta ese instante jamás se había desarrollado. Me apetecía enseñar esas facetas suyas como compositor y arreglista que a la orquesta le hace realmente bien y al público le chifla", ha señalado el músico pucelano.

   En los 2 recitales de este último programa de temporada --viernes 24 y sábado 25 a las 19.30 horas en la Sala Sinfónica Jesús López Cobos' del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid--, González-Monjas y la OSCyL van a estar acompañados por la pianista surcoreana Yeol-Eum Son, a quien el directivo invitó como solista por su "talento increíble".

   "Hemos tocado múltiples ocasiones juntos y es una 'popstar' en Corea, es una suerte de fenómeno viral allí, es una chavala de una humildad, de una sencillez absoluta, con un enorme respeto por la música, una pianista de un nivelazo increíble. Me apetecía bastante cerrar la temporada con ella y con Ravel, que lo realiza realmente bien", ha defendido el conductor.

   Yeol-Eum Son ha actuado con directivos como Dmitri Kitayenko, Valery Gergiev, Vasily Petrenko, Vladimir Spivakov, Andrew Manze, Susanna Mälkki, Pietari Inkinen, Jonathan Nott, Mikko Franck, Joana Carneiro, Pablo González, Jun Märkl o Case Scaglione, entre otros.

   En las últimas temporadas de recitales en el Reino Unido resaltan su debut en el Royal Albert Hall y Proms de la BBC con la Filarmónica de la BBC, y en Birmingham y en el Cadogan Hall de Londres con la Academy of St. Martin in the Fields. Las grabaciones de recitales mucho más recientes de Yeol-Eum tienen dentro un disco con proyectos de Kapustin; otro basado en Schumann, y un lanzamiento que se titula 'Modern Times', con música para piano solo redactada entre 1910-1920 por Berg, Prokófiev, Stravinski y Ravel.

   Roberto González-Monjas se ha referido, por otra parte, al "privilegio" que le piensa el poder cambiar su trabajo de directivo con el de violinista, con el que ha ejercido de solista en varias oportunidades. "Al no tener que estar al 100 por ciento con la batuta o con el violín, toda vez que vuelvo con una o con otro lo hago con lozanía y con mucho más ganas", ha apostillado.

   Sobre el reciente aviso del ascenso del profesor suizo Thierry Fischer como nuevo directivo titular de la OSCyL para las tres próximas temporadas, González-Monjas ha señalado de él, por arriba aun de su calidad profesional, visto que es "buenísima persona", algo "fundamental en el momento de ser directivo titular".

   Sin embargo, ha recalcado su "enorme experiencia musical" y su "extendido repertorio", que dejará hacer "un sonido propio" para la Sinfónica. "Va a cuidar de la Orquesta, para mí es primordial por el hecho de que la tengo bastante cariño, además de esto, tiene un repertorio muy ecléctico, muy variado, yo estoy encantado", ha añadido.

   Sobre la oportunidad de que el pucelano ocupe ese puesto más adelante, ha recordado que "en el transcurso de un tiempo" se procuró pero "no se ha podido" y ha sentenciado que lo esencial es poder proseguir viniendo a su localidad para tocar con una orquesta con la que comenzó, a la que vió medrar y con la que sostiene "buenísima relación y buenísima amistad".

   "Lo que importa es proseguir viniendo y continuar haciendo un trabajo con ellos", explicó el músico, quien la próxima temporada volverá a ponerse adelante de la OSCyL, asimismo en el software final, con un concierto en el que va a contar con el pianista Kirill Gerstein para un repertorio a partir de Beethoven y Mahler. "Me encanta dar mi grano de arena, para mí es una obligación venir de año en año", ha zanjado.

   González-Monjas es en la actualidad el directivo titular y asesor artístico de la Dalasinfoniettan en Suecia, directivo titular del Musikkollegium Winterthur en Suiza, designado primordial directivo invitado de la Orquesta Nacional de Bélgica desde la Temporada 2022/23 y directivo artístico de la Orquesta Iberacademy en Colombia.

   Asimismo es instructor de violín en la Guildhall Schoool of Music Drama de Londres y como violinista coopera recurrentemente con la Orquesta de Cámara Mahler y los Solistas Barrocos de Berlín en los festivales de Salzburgo, Grafenegg, Lucerna, Verbier y Lockenhaus.

Más información

González-Monjas: "Hay que proteger la parte efectiva de la civilización rusa"