• domingo 29 de enero del 2023

Incrementan casos de castigo filio-parental atendidos por Diputación de Valladolid y Proyecto Hombre

img

La institución provincial edita una guía para sensibilizar sobre esta situación y impedir la aparición de nuevos casos

VALLADOLID, 3 Oct.

Las situaciones de castigo filio-parental atendidos en los talleres el software 'Vamos a tratarnos bien' de Diputación de Valladolid y Proyecto Hombre-Fundación Aldaba pasaron de ocho en 2018 a 21 en 2021, según los datos otorgados este lunes por el diputado de Igualdad de Oportunidades y Servicios Sociales, David Esteban, quien ha alertado sobre la inclinación en alza de esta situación y sobre el "punto de cambio" que ha supuesto la pandemia.

Esteban ha recordado que de los ocho casos de castigo filio-parental detectados en 2018 por este programa, la cifra medró hasta los diez en 2019 y los 12 en 2020, más allá de que en 2021 este número alcanzó los 21, cerca del doble que el año previo y cerca del triple en relación a 2018.

En dicho programa se han creado acciones de información, sensibilización y visibilización en diferentes ámbitos (educativo, asociativo), talleres y capacitación concreta para expertos para facilitarles la detección y también intervención frente ocasiones de crueldad intrafamiliar, habiéndose beneficiado de exactamente las mismas 1.200 personas.

Desde 2018 se influye singularmente en la intervención con familias con problemática de crueldad intrafamiliar, principalmente de crueldad filio-parental y, hasta 2021, se protocolarizó la derivación de 51 familias.

Según datos de la memoria de 2021 de Proyecto Hombre, se han visto mucho más del doble de casos de crueldad filio-parental con en comparación con año previo y fué preciso intervenir con 254 personas de toda la provincia. La situación es "en especial alarmante" entre jóvenes de entre 13 y 16 años.

En este sentido, la Fiscalía General del Estado apunta que esta clase de delito forma el 20 por ciento de los expedientes libres a menores de edad, con mucho más de 5.000 expedientes por año, según ha recordado Esteban.

No obstante, con lo que tiene relación a Castilla y León, según el informe de forma anual de la Fiscalía sobre criminalidad en menores, los delitos de crueldad doméstica que tienen como autores a los menores de edad fueron 152 en 2021, cifra sutilmente inferior a 2019, en el momento en que se asentaron 168.

En cualquier situación, el diputado provincial ha advertido de que "solo entre el diez y el 15 por ciento de las situaciones se demanda", con lo que hizo un llamamiento a "no denegar" esta situación y a "soliciar asistencia", tras lo que se ha dirigido a las familias que padecen estas ocasiones para recalcarles que "no están solas".

Exactamente la Diputación de Valladolid y Proyecto Hombre-Fundación Aldaba --quienes ayudan desde 2016 para sacar adelante el mencionado programa 'Vamos a tratarnos bien'--, han anunciado este lunes una guía que busca mentalizar y contribuir a impedir el castigo filio-parental, solo un día siguiente de la celebración del Día Internacional de la No Violencia.

Hablamos de la segunda guía de esta clase que edita la institución provincial para batallar la crueldad, tras enseñar el mes pasado de junio otra pensada a batallar el castigo contra la gente mayores, y a la que se sumará una tercera para combatir contra la crueldad de género y que va a ver la luz en el mes de noviembre, coincidiendo con la conmemoración, el día 25 de ese mes, del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia la Mujer.

Esta novedosa herramienta, presentada en el Palacio de Pimentel, está libre en la página web de la Diputación de Valladolid y va a llegar, así sea en versión impresa o en papel, a centros de Acción Social de la provincia, la sede de Proyecto Hombre-Fundación Aldaba, municipios de la provincia, centros académicos, asociaciones de progenitores, centros de salud y otras entidades como Cruz Roja.

Por la parte de Proyecto Hombre-Fundación Aldaba, María Paz de la Puente, ha solicitado un "abordaje concreto" de este inconveniente que "es imposible intentar cualquier forma", sino "se precisa especialización y paseo", tal como "coordinación", al hilo de lo que ha defendido el trabajo grupo efectuado por su entidad y la Diputación de Valladolid.

De la Puente explicó que esta situación de castigo "no está relacionada con el peligro de exclusión", sino se da en toda clase de familias, si bien sí ha aceptado que hay una secuencia de causantes que puede "contribuir" como las "ocasiones de enfrentamiento" en familias monoparentales, procesos de adopción "complejos", presencia de psicopatologías en los menores o trayectos académicos "donde las reglas no han existido o lo hicieron de forma contradictoria".

En este sentido, la gerente de Proyecto Hombre ha advertido de que las situaciones de castigo "no brotan de pronto", sino llevan "un paseo" que acostumbra empezar con "faltas de respeto o insultos" y siguen con "golpes en la pared o a elementos" hasta derivar en la agresión física.

"Nos encontramos en un nuevo modelo donde no hay modelo. Padres, mamás y instructores nos encontramos perdidos tratando buscar el norte en unas situaciones muy dinámicas, muy líquidas", ha reconocido María Paz de la Puente, quien ha constatado que tras pasar de un modelo de "autoridad y obediencia" se pasó a otro de "permisividad" que "tampoco se demostró como preciso" y hoy día la identidad del joven "está indefinida y doblegada a presiones y movimientos" en los que varios de los propios mayores han "perdido el compás", como puede ser la situacion de las comunidades.

A su juicio, el control "debe iniciar por los progenitores" desde el "autocontrol" y la restauración de la "autoridad" para, desde ahí, "comenzar a cambiar estos ciclos de escalada".

La guía quiere sensibilizar y también reportar del fenómeno de la crueldad filio-parental, dar claves para lograr prevenirla, comprender los indicadores para hacer una detección precoz y hacer más simple información de elementos para emprender esta clase de crueldad.

De este modo, durante sus mucho más de 30 páginas se da a saber exactamente en qué radica y como detectar este inconveniente, de qué forma actúa, qué causantes tienen la posibilidad de influir en la actualidad en el avance de la crueldad en los mucho más jóvenes, de qué forma comienza la relación beligerante entre progenitores y también hijos, de qué forma se traduce a nivel personal y psicológico en quienes lo sufren, de qué forma accionar en el momento en que se da, de qué forma contribuir a prevenirla y de qué forma soliciar asistencia.

Más información

Incrementan casos de castigo filio-parental atendidos por Diputación de Valladolid y Proyecto Hombre