Inminente condena para un hostelero de Valladolid por agresión a una camarera

Inminente condena para un hostelero de Valladolid por agresión a una camarera

VALLADOLID, 31 Oct. - La ejecución de la condena ha quedado en suspenso durante dos años con una serie de requisitos.

No había margen para librarse de una condena porque el delito había quedado recogido por la cámara de seguridad del bar, de ahí que el hostelero acusado de tocar el culo a su camarera se ha declarado culpable de los hechos y se ha conformado con una condena de cinco meses de prisión por acoso sexual.

La sentencia de conformidad, que incluye libertad vigilada por un año, ha quedado sellada esta mañana en la Audiencia de Valladolid entre la fiscal del caso--pedía inicialmente seis meses de cárcel--y el defensor de M.J.M.V, titular del bar 'La Taberna', sita en la calle Vega, quien no entrará en prisión debido a que el tribunal ha acordado la suspensión de la ejecución de la condena durante un periodo de dos años siempre y cuando cumpla una serie de requisitos.

Así, no cumplirá la condena si durante los dos próximos años no vuelve a delinquir, cumple la medida de no comunicar con la víctima ni acercarse a ella a una distancia inferior a 100 metros durante un año y, además, notifica cualquier cambio de domicilio para garantizar su puesta a disposición del tribunal, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La sentencia, que ya es firme, incluye también la inhabilitación especial del condenado por espacio de tres años para cualquier profesión, oficio o actividades, retribuidos o no, que conlleven contacto regular y directo con personas menores de edad.

El condenado, M.J.M.V, regenta un bar el que entró a trabajar en marzo de 2021 la denunciante, A.M.D, a la que el primero comenzó a realizar tocamientos en el culo, sin consentimiento de ella, y abrazos, al tiempo que le dirigía expresiones del tipo "qué culo más bonito" y "ven, dame cariño".

Tales conductas se intensificaron desde el verano de ese año, si bien se concreta una ocasión en el mes de febrero de 2022 en la que la joven se hallaba de espaldas manipulando el microondas en la barra del bar y en ese momento el acusado, presuntamente, se acercó por detrás y le tocó el culo.

La camarera fue despedida el día 9 de marzo de ese año, al haber cogido la baja laboral como consecuencia de la situación padecida.

Tags

Categoría

Castilla y León