Inversor vallisoletano consigue eximirse de 75.000 euros de deuda sin desprenderse de sus siete propiedades.

Inversor vallisoletano consigue eximirse de 75.000 euros de deuda sin desprenderse de sus siete propiedades.

VALLADOLID, 3 Ene.

Un inversor vallisoletano ha conseguido que se le perdone una deuda de 75.000 euros sin perder ninguna de sus siete propiedades gracias a la ayuda de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento y a la Ley de Segunda Oportunidad.

Este individuo se vio involucrado en malas inversiones que le llevaron a acumular préstamos que no podía pagar con sus ingresos. La crisis de 2008 empeoró aún más su situación económica. Durante varios años, luchó por pagar sus deudas, pero no podía hacer frente a la cuota mensual de los préstamos.

Intentó negociar con los bancos, pero estos se negaron constantemente a llegar a un acuerdo. A medida que los impagos aumentaban, la deuda total ascendía a 75.000 euros y tuvo que buscar una solución alternativa para resolver su situación.

En 2022, descubrió la existencia de la Ley de Segunda Oportunidad y decidió buscar ayuda en la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, formada por abogados y economistas especializados en este procedimiento.

Fran Bautista, abogado que asesoró al deudor, estudió el caso y determinó que cumplía los requisitos necesarios para solicitar el perdón de la deuda. El primer paso fue declarar la insolvencia del deudor y solicitar la suspensión de los pagos durante tres meses para evitar el embargo.

Posteriormente, se presentó una solicitud al Decano de Valladolid para abrir un concurso de acreedores y se demostró la situación financiera del interesado, incluyendo sus ingresos, deudas, patrimonio y antecedentes.

Como el deudor poseía siete propiedades sin cargas financieras, los abogados solicitaron el perdón de las deudas con un Plan de Pagos que implicaba el pago de 300 euros al mes durante cinco años, evitando así la liquidación de cualquier activo.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valladolid revisó y aceptó la solicitud, notificando al deudor la sentencia de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI), lo que significa que queda liberado de las deudas y no pierde ninguna de sus propiedades. Además, tiene derecho a solicitar la exclusión de cualquier registro de morosidad.

Para acogerse a este procedimiento, es necesario cumplir ciertos requisitos, que han cambiado debido a la reforma concursal. Entre ellos se encuentra la insolvencia del interesado, no haber sido exonerado en los últimos cinco años y no tener antecedentes penales relacionados con delitos socioeconómicos como estafa o blanqueo de capitales.

La Asociación de Ayuda al Endeudamiento ha logrado más de 300 exoneraciones a lo largo de 2023.

Categoría

Castilla y León