• martes 7 de febrero del 2023

Junta efectúa 1.490 inspecciones hasta junio a establecimientos susceptibles de peligro por legionelosis

img

En 2022 se han notificado cinco casos de legionelosis humana en la Comunidad, 4 de ellos ocasionales y sin brotes hasta hoy

VALLADOLID, 21 Ago.

La Junta de Castilla y León hizo en todo el primer semestre del año vigente 1.490 inspecciones a establecimientos con instalaciones susceptibles de peligro sanitario por generación de sprays que tengan la posibilidad de ser vector de transmisión de la bacteria causante de la legionelosis.

La legionela es una bacteria ambiental presente de manera natural en ríos, lagos, tutoriales fluviales o superficies de agua, desde la que puede colonizar distintas elementos hídricos, alcanzando, si las condiciones de esta forma lo dejan, sistemas que necesitan del agua para su desempeño.

Así, tienen la posibilidad de ser son torres de refrigeración y/o condensadores evaporativos, sistemas interiores de agua ardiente sanitaria y de agua fría de consumo humano, fuentes decorativas, centros termales, humidificadores y otros, según explicó la Administración autonómica por medio de un aviso recogido por Europa Press.

Cuando este patógeno está presente con apariencia de sprays (pequeñas gotas de agua que se desarrollan desde las instalaciones previamente citadas) y penetra en las vías respiratorias, puede ocasionar legionelosis, asimismo llamada "patología del legionario", así sea de manera ocasional o en brotes epidemiológicos, singularmente en ciertas épocas del año

La legionelosis frecuenta enseñar 2 formas clínicas: la llamada 'Fiebre de Pontiac', no neumónica, que cursa de manera suave; y la mucho más famosa, una neumonía de fiebre alta que, a veces, puede ser mortal en relación de ciertas situaciones de peligro previo en el tolerante (la edad, anomalías de la salud crónicas, diabetes, inmunodepresión, hemopatías, tabaquismo, etcétera.).

En este sentido, la Junta ha creado "de manera continua y según con la normativa nacional para prevención y el control" de la legionelosis la supervisión sanitaria en este ámbito de la salud ambiental.

Esta intervención se ha articulado como una "contestación" frente a la aparición de probables casos y brotes, y responde al control sobre los programas precautorios y de cuidado que tienen la obligación de realizar esos establecimientos con instalaciones susceptibles de trasmitir la legionela por medio de sprays.

Se trata, por consiguiente, "de velar por el cumplimiento de las condiciones higiénico-sanitarias que prevengan la aparición y proliferación de la bacteria y su extensión desde estos sistemas que utiliza el agua para su desempeño.

En Castilla y León, el censo oficial 2022 referido a establecimientos con torres de refrigeración y/o condensadores evaporativos suma 415, con un total de 1.051 instalaciones (667 torres y 384 condensadores evaporativos).

En cuanto a su distribución provincial, en Ávila hay 20 establecimientos (19 torres y 18 condensadores); Burgos, tiene 90 (190 y 93); León, 60 (75 y 66); Palencia, 26 (49 y 17); Salamanca, 40 (23 y 45); Segovia, 38 (63 y 25); Soria, 33 (32 y 36); Valladolid, 91 (195 y 61); y Zamora, 17 (20 y 24).

En el transcurso de la actividad inspectora de 2021 se han tomado 522 muestreos para la detección y análisis de 'Legionella pneumophila' en el agua de instalaciones susceptibles a su presencia, de las que 419 tuvieron un resultado negativo.

En las 103 sobrantes, positivas, los Servicios Oficiales Farmacéuticos conminaron a los sucesos a la ejecución de medidas correctoras, a través de tratamientos pormenorizados de limpieza y de desinfección, de forma que en todos y cada uno de los casos las siguientes analíticas ahora fueron negativas.

Por su parte, a lo largo de la primera mitad del presente año, se llevan 269 muestreos, con 197 desenlaces negativos y 72 positivos, lo que ha conllevado, de nuevo, en la situacion de éstos últimos la puesta en marcha de medidas correctoras de manera que los siguientes análisis han descartado la existencia de la bacteria.

La distribución en 2021 por provincias de las muestras de agua previamente mentadas es Ávila (40); Burgos (75); León (81); Palencia (56); Salamanca (61); Segovia (51); Soria (43); Valladolid (70) y Zamora (45).

En el primer semestre de 2022 el número de muestras tomadas es Ávila (25); Burgos (37); León (42); Palencia (26); Salamanca (35), Segovia (20); Soria (21); Valladolid (30) y Zamora (33).

La actuación de la Consejería de Sanidad, en el ámbito de la salud ambiental y frente a la aparición de casos ocasionales y brotes epidemiológicos de legionelosis "está precisamente orientada hacia la investigación, detección y también identificación de la fuente de la infección ambiental, con el manifiesto propósito de interrumpir y remover la emisión de la legionela y eludir nuevos casos".

Esa investigación debe de empezar "a la mayor brevedad viable y también incluye estudios epidemiológico, ambiental y microbiológico de la casuística declarada, empezando por un planteo descriptivo que incluye información epidemiológica (análisis de la presentación de las cambiantes de persona, sitio y tiempo)".

Esos desenlaces del estudio descriptivo inicial se usa para el estudio ambiental, que incluye "de forma precisa" la inspección de las instalaciones y la toma de muestras de agua para análisis y detección de 'Legionella pneumophila'.

Los casos de legionelosis humana notificados a las Secciones de Protección de la Salud por la parte de las Secciones de Epidemiología de cada Servicio Territorial fueron, durante 2021, fueron 22 introduciendo las comunicaciones del conjunto de trabajo europeo para la supervisión de legionelosis socia a viajes (Ewglinet).

El pasado año no se avisó brote alguno.

La distribución de los 22 casos ocasionales en las provincias de la zona en las que hubo declaración por legionelosis humana a lo largo del año pasado fue Burgos (2); León (tres); Salamanca (siete); Segovia (uno); Soria (uno); Valladolid (4) y Zamora (4).

En relación con estas situaciones de legionelosis se hicieron 16 inspecciones a establecimientos susceptibles de relación, con veintiséis tomas de muestras, de las que 19 resultaron negativas y siete, positivas.

En el primer semestre año 2022 se han notificado cinco casos de legionelosis humana (2 en Burgos, uno en Palencia, uno en Soria y uno en Valladolid), 4 de ellos ocasionales y el sobrante, probablemente nosocomial, sin que haya habido hasta hoy notificación de brote alguno.

En relación con estas situaciones se realizaron seis inspecciones a los establecimientos damnificados, con la toma de nueve muestras, todas y cada una negativas.

Más información

Junta efectúa 1.490 inspecciones hasta junio a establecimientos susceptibles de peligro por legionelosis