• lunes 03 de octubre del 2022

Junta y universidades públicas cooperarán en la concienciación sobre el terrorismo

img

   VALLADOLID, 27 Jun.

   La Junta de Castilla y León y las 4 universidades públicas de la Comunidad han suscrito este lunes un protocolo de colaboración para beneficiar ocupaciones formativas, de investigación y de concienciación en temas de terrorismo entre la red social universitaria, en especial entre sus estudiantes.

   Con este protocolo, que se ha firmado con ocasión del Día de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo, la Administración regional amparará y regulará las acciones que hasta la actualidad han venido construyendo las universidades de forma individual, a fin de conseguir una unidad de actuación.

   Este protocolo fué firmado por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, tal como por los representantes de las 4 universidades públicas de la Comunidad --María José Rodríguez Conde por la parte de la de Salamanca (USAL), Rosalba Fonteriz por la parte de la de Valladolid (UVA), Isidoro Martínez de la ULE y Delfín Ortega Sánchez de la de Burgos (UBU)--.

   García-Gallardo ha defendido la necesidad de este protocolo para "preservar en la memoria la amenaza que ha supuesto y piensa el terrorismo", tal como "el indicio de mal" que dejó en las víctimas "y que precisa ser reparado y recordado".

   En razón de este protocolo, se premiarán las mejores proposición doctorales y los más destacados trabajos de Fin de Grado y Fin de Máster, al paso que se va a crear un sistema de prácticas en centros de asistencia a víctimas en colaboración con la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León (AVTCyL) y la Fundación de Víctimas del Terrorismo y se programarán jornadas monográficas en las salas que dejen sensibilizar a los estudiantes universitarios, al estilo de la experiencia llevada a cabo en institutos y también institutos de la Comunidad que el este curso llegó a 89 centros y a mucho más de 6.000 alumnos.

   Exactamente sobre la concienciación de los jóvenes, García-Gallardo ha lamentado que en el momento en que se marcha a cumplir una cuarta parte de siglo de siglo del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, el próximo 13 de julio, "varios no tienen idea quién fue, ni que lo raptaron para chantajear al pueblo español y terminar con el Estado de Derecho y las libertades".

   "Visto que mucho más de 300 homicidos de la ETA prosigan sin ser juzgados, que sus integrantes sean condecorados públicamente para escarnio de todos o que sus herederos sean el día de hoy representantes de los derechos humanos es la mejor prueba de la necesidad de este género de pactos", ha apostillado el vicepresidente, quien ha alertado de los peligros que supone el hecho de "desconocer la historia, tergiversarla u esconderla".

   Por la parte de las universidades públicas de Castilla y León, el encargado del rector de la UBU, Delfín Ortega, ha ubicado el reconocimiento académico del fenómeno del terrorismo como algo "primordial" en el principio de "herramienta y compromiso popular" de estas instituciones académicas.

   Ortega ha recordado la celebración, el mes pasado de abril en Burgos, de las Jornadas 'Memoria y prevención del terrorismo: Educación y competencias para una ciudadanía y cultura democráticas' y ha subrayado que el protocolo expresa la intención de estas instituciones de "accionar de manera eficaz, conjunta y unitaria" en favor tres ejes de acción "concretos y complementarios" que contemplan ideas sociales de sensibilización sobre las secuelas recientes del terrorismo, respaldar a los integrantes de la red social universitaria que tengan la acreditación como víctima, beneficiar ocupaciones formativas en el ámbito universitario y promover el avance de indagaciones en temas de terrorismo.

   "Estos ejes trascienden las consideraciones típicamente unidimensionales de la docencia y la investigación y procuran hilar redes colaborativas, tender puentes eficientes entre el planeta y la facultad", ha añadido el gerente de la UBU, quien ha recalcado que este protocolo exhibe el "estable deber" de las universidades de Castilla y León con las víctimas del terrorismo.

   Tras la firma y presentación del protocolo, efectuado en la sede de la Junta de Castilla y León, se ha realizado una ofrenda floral en el monolito con el escudo de la Comunidad en los jardines del Colegio de la Asunción y se ha guardado un minuto de silencio por las 159 víctimas del terrorismo de Castilla y León --138 de ellas a manos de ETA--.

   Tras ello, el presidente de la AVTCyL, Sebastián Nogales, ha procedido a la lectura de un manifiesto en el que ha repasado los nombres de todas y cada una estas víctimas, ciertas de ellas fallecidas en el exterior, como notero Roberto Fraile, salamanqués de adopción, quien fue ejecutado al lado de su compañero David Beriain en Burkina Faso en el mes de abril de 2021.

   Nogales ha recordado que Castilla y León es "la segunda red social autónoma mucho más castigada por el terrorismo" y ha complacido el acompañamiento que recibieron en estos años las víctimas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, policías autonómicas y locales, personal sanitario, psicólogos y siquiatras, bomberos y personal de urgencia, gobernantes, jueces y fiscales, medios, legisladores y, en especial, del grupo del pueblo español.

   "Estamos muy orgullosos de España, de su pueblo y de sus gentes. Muy en especial orgullosos de esta tierra, Castilla y León. Gracias, gracias, gracias, por estar siempre y en todo momento con las víctimas del terrorismo", ha concluido el presidente de la AVTCyL.

   El acto ha contado con la presencia, entre otros muchos, del doctor en Derecho por la Universidad de Salamanca Emmanuel Jiménez Franco; del hijo del coronel Antonio Heredero Gil, ejecutado por la banda ETA el 2 de septiembre de 1992 en Salamanca, Luis Heredero, y el secretario de la Consejería de Presidencia y previo Comisionado de las Víctimas del Terrorismo, Santiago Fernández.

Más información

Junta y universidades públicas cooperarán en la concienciación sobre el terrorismo