• lunes 05 de diciembre del 2022

Karra Elejalde aborda desde el humor la incomunicación y los prejuicios en 'Vasil'

img

   La película, ópera prima de Avelina Prat, refleja la carencia de ocasiones encarnada en un inmigrante búlgaro

   VALLADOLID, 25 Oct.

   Karra Elejalde protagoniza al lado del actor búlgaro Ivan Barnev 'Vasil', una tierna comedia donde desde el humor se aborda la incomunicación entre la gente, los prejuicios hacia la inmigración o la carencia de ocasiones que da la sociedad.

   "Leí el guion y dije, debo formar parte en esto por solidaridad, por el hecho de que tenéis reales inconvenientes de comunicación", ha bromeado Elejalde a lo largo de la presentación en la 67 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) de la película, que va a llegar a los cines el próximo 4 de noviembre.

   "Dije esta gente no se conoce hacer llegar, y en este momento con Facebook, Twitter, Tik Tok... vamos a peor. Tengo que llevar a cabo esto como un acto de militancia", ha subrayado entre risas el actor vasco, quien ha reconocido que para interpretar su papel tuvo que dejar su frecuente forma de ser "mucho más extravertida y cariñosa" para conseguir la "frialdad" que le solicitaba la directiva. "Pienso que conseguimos una película realmente bonita, sin esqueleto, se aprecia la mano sutil de una mujer en la dirección", ha elogiado Elejalde.

   La película, el debut en la ficción de la valenciana Avelina Prat, aborda la carencia de ocasiones, pese a sus múltiples capacidades en muy dispares campos, a que se encara Vasil (Ivan Barnev), un inmigrante búlgaro alejadísimo del estereotipo que trata de conseguir un empleo en la ciudad más importante del Turia.

   Frente a la imposibilidad de hallar uno ni de entrar a alguna asistencia popular con los que hallar una casa, va a ser acogido por un tiempo por Alfredo (Karra Elejalde), un arquitecto jubilado que vive solo y entre cuyas manías resalta en especial su obsesión con la puntualidad.

   En un enorme esfuerzo por vencer su escasa afición por estar comunicado con el resto, Alfredo aceptará acoger a Vasil, con quien va a ir construyendo, prácticamente a su pesar, construyendo un vínculo afectivo que llama la atención a sus mucho más próximos, singularmente a su hija, Luisa (Alexandra Jimenez), y a su amiga Maureen (Sue Flack), quien verdaderamente lo implica en esta situación.

   Maureen, una viuda irlandesa acomodada que radica en la localidad, introducirá asimismo a Vasil en su club de 'bridge', donde el inmigrante se revela como magnífico jugador, lo que en un inicio ocasionará admiración, pero después desatará los prejuicios y recelos entre los integrantes de tan elitista club.

   Asimismo el ajedrez --afición que comparte con su hospedero--, los trabajos manuales e inclusive la cocina griega van a ser campos en los que este inmigrante mostrará su talento al paso que ablandará de a poco el corazón de Alfredo, un hombre que como resalta el actor que le da vida, es alguien "gris, comprado de sí, autosatisfecho, pero infeliz".

   Una historia cargada de inocencia que se ve acompañada durante la hora y media de metraje por el humor, lote en el que Elejalde regresa a probar sus talentos para el género sin dejar el lado humano del relato, que según resalta la directiva, está inspirado en una historia real que le sucedió a su padre hace unos años y que, por solicitud de una amiga de su club de 'bridge', acogió asimismo en el hogar en el transcurso de un tiempo.

   Fue el encontrarse con esta historia lo que la animó a lanzarse a regentar su primer extenso film, tras haber trabajado como script en mucho más de 30 films con directivos como Fernando Trueba, Lucile Hadzihalilovic, Javier Rebollo y Cesc Gay.

   'Vasil' fué el título escogido para proyectar a lo largo de la Gala del Cine Español que se festeja este martes en el festival. Se trata de una coproducción hispano-búlgara que, aparte de competir en la Sección Oficial de Seminci, opta al Premio Fundos de Innovación Popular.

   Con guion de nuestra Prat, la cinta tiene Santiago Racaj como directivo de fotografía, montaje de Juliana Montañés, sonido de Elena Coderch y también Iván Martínez-Rufat, música de Vicent Barrière y producción de Miriam Porté, Mina Mileva y Vesela Kazakova.

   La proyección de la cinta estuvo antecedida por el corto 'Son', escrito y comandado por Marta Nieto y protagonizado por Patricia López Arnaiz y Ale Colilla, en el que se aborda la cuestión de la identidad de género en los pequeños con una historia rodada en La Granja (Segovia), donde un laberinto de arbustos compone una metáfora donde se marchan destilando tenuemente durante sus 17 minutos la intolerancia y también incomprensión a la que se encara el personaje personaje principal, un niño trans, tanto en la familia como en la escuela e inclusive con su madre.

   Como ha reconocido nuestra Nieto en una rueda de prensa posterior, este "cuento" ha supuesto la semilla del que va a ser su primer largo como realizadora, 'La mitad de Ana', en el que trabaja.

Más información

Karra Elejalde aborda desde el humor la incomunicación y los prejuicios en 'Vasil'

Noticias de hoy más vistas