• domingo 29 de enero del 2023

La Audiencia de Zamora rebaja la pena de prisión a un hombre que hirió sexualmente a un discapacitado

img

La rebaja es de un par de años y un par de meses

ZAMORA, 16 Ene.

La Audiencia Provincial de Zamora ha rebajado la pena de prisión, al amparo de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, a un hombre que hirió sexualmente a un discapacitado en los aledaños de un local de hostelería de la ciudad más importante.

Los hechos tuvieron rincón en el último mes del año del año 2019 y provocaron una condena inicial de trece años y ocho meses de prisión para el único procesado.

En este momento, la Audiencia ha atendido la demanda del reo para achicar la pena hasta los once años y seis meses de privación de independencia tras indicar que, en la sentencia inicial, la penalidad asignada al caso era de 12 a 15 años, "habiéndosele impuesto la pena en su mitad superior".

En cambio, con el cambio normativo, la penalidad pertinente es de 7 a 15 años, "siendo la mitad superior de 11 a 15 años, con lo que la penalidad en la redacción vigente es mucho más benigna".

"La Sala no utiliza arbitrio alguno, ni hace una exclusiva individualización de la pena, sino aplicamos el principio de proporcionalidad", ha señalado en su coche la Audiencia Provincial, que ha recordado que el Código Penal apunta que "van a tener efecto retroactivo las leyes penales que favorezcan al reo".

La resolución permitió la reducción de la condena para este sujeto que, según los hechos probados en la sentencia inicial, abordó a la víctima, perjudicada por "una discapacidad física y psíquica del cien%", y la conminó con un arma blanca a fin de que sostuviera relaciones íntimas con él.

La víctima accedió frente a la coacción de ver conminada su integridad física y acompañó al en este momento culpado a una región mucho más alejada, donde éste le practicó una mamada y forzó al discapacitado a efectuarle una penetración anal.

Ocurrido lo previo, la víctima volvió al lugar, sitio en el que entró con la ropa manchada de barro y nerviosísimo, diciendo reiteradamente a los camareros "por trasero", antes de ingresar en el baño para limpiarse. Desde dicho lugar, mandó un mensaje a su madre diciéndole "me ha tocado realizar una guarrería, yo paso de líos".

Los hechos probados de la sentencia apuntaron además de esto que la víctima padeció afectación sicológica tras la agresión.

Más información

La Audiencia de Zamora rebaja la pena de prisión a un hombre que hirió sexualmente a un discapacitado