• viernes 30 de septiembre del 2022

La Guardia Civil establece que el fuego en Navafría fue accidental

img

MADRID, 5 Ago.

La Guardia Civil ha detenido al presunto creador de un incendio intencionado este jueves por la tarde en el Paraje Natural de Tinença de Benifassà (Castellón) y ha esclarecido el origen del incendio registrado en Navafría (Segovia), que fue de carácter accidental.

Según informó la Benemérita, ha detenido en la provincia de Castellón al presunto pirómano que la tarde de este jueves, 4 de agosto, provocó un incendio forestal en el Paraje Natural de la Tinença de Benifassà, en concreto en una región próxima al Monasterio de Santa María y que quemó una extensión aproximada de 1000 m2 de masa forestal.

En el operativo de extinción participaron tanto por tierra como por aire bomberos forestales de la Generalitat Valenciana, de la Diputación Provincial y efectivos de la Guardia Civil. Mientras sofocaban el fuego, los bomberos observaron a un varón cerca del incendio, que tras hacerle una pregunta qué hacía ahí se dio a la fuga.

Posteriormente, el servicio aéreo de los bomberos divisó a exactamente la misma persona a unos cien metros del incendio, siendo localizado y retenido por los bomberos de tierra.

Seguidamente la Guardia Civil detuvo a este hombre como supuesto creador de un delito de incendio forestal. Dicha persona tenía en un bolsillo del pantalón un encendedor en teoría usado en el comienzo del fuego. Esta persona fue trasladada a un hospital para un reconocimiento médico. Las diligencias instruidas se remitirán a los Juzgados de Vinaròs en funcionalidades de guarda.

El origen del incendio de Navafría, que asoló 893,79 hectáreas (893, fue accidental y se inició por el tránsito de un vehículo particular que se dirigía con un bulto de yerba seca para el ganado por el sendero popular como del 'Arroyo de las Truchas'. La fricción de alguna parte metálica del vehículo o aun por una deflagración, como la carbonilla incandescente dimanante del sistema de escape, ha podido ocasionar la ignición de la vegetación.

En este hecho, el SEPRONA efectuó la inspección ocular y situó la región de comienzo del fuego en las cercanías del sendero 'Arroyo de las Truchas', en el paraje llamado 'Matallana'. En este área se procuró el medio de ignición causante del incendio que determinaría el punto de comienzo, logrando obtener a través de un imán una secuencia de partículas metálicas, ciertas cuales presentaban característico color azulado de los metales que estuvieron sometidos a elevadas temperaturas y otras refulgentes, sin óxido, muy recientes.

El fuego empezó el 15 de julio, precisamente a un quilómetro al oeste de Navafría y se extendió hacia el nordoeste. En su evolución atravesó la carretera N-110 y la ciudad de Torreval de San Pedro debió ser evacuada, llegando perjudicar las llamas a una casa y 2 pajares.

En total, se calcinaron 893,79 hectáreas resultaron carbonizadas, entre ellas 755,90 de área forestal (arbolada y desarbolada) y 137,89 no forestal (agrícola y otras). Fue proclamado el nivel 2 de INFOCAL (Plan de Protección Civil frente urgencias por incendios forestales en Castilla y León).

El fuego provocó abundantes pérdidas para los damnificados y superiores costos en extinción. La Guardia Civil ha remitido sus diligencias al Juzgado de Primera Instancia de Segovia tal como a la Fiscalía de la Audiencia Provincial.

Más información

La Guardia Civil establece que el fuego en Navafría fue accidental