• sábado 26 de noviembre del 2022

La Guardia Civil inspecciona el origen de unas lesiones halladas en el dorso de la mano derecha de Esther López

img

VALLADOLID, 6 Sep.

La Guardia Civil inspecciona el origen de unas lesiones halladas en el dorso de la mano derecha de Esther López de la Rosa, la vecina de Traspinedo (Valladolid) cuyo cuerpo sin vida fue localizado prácticamente un mes despues de su desaparición en el arcén de la carretera, a poca distancia del pueblo, y cuyo fallecimiento prosigue sin aclarar incógnitas sobre la causa y viable creador o autores.

En un informe, recogido por Europa Press y recibido por el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid, de fecha 24 de agosto, la Guardia Civil hace constar que en la autopsia practicada al cuerpo de Esther, de 35 años, facultativos del Instituto de Medicina Legal de Valladolid descubrieron unas lesiones en el dorso de la mano derecha, "redondeadas y superficiales", tal como otra pequena de exactamente las mismas especificaciones en el borde cubital de la base del quinto dedo.

Estas lesiones, así como se desprende del informe pericial elaborado por el aparato de Reconstrucción de Accidentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ERAT), no serían compatibles con las producidas o derivadas de la activa de incidente o atropello a través de el modelo de vehículo usado por el investigado.

Los estudiosos mencionan de esta manera al vehículo Volkswagen T-Roc de Óscar S, la persona que le acompañaba la noche de coches en su turismo y a quien la Benemérita vino ubicando en los últimos meses como el primordial sospechoso de la desaparición y muerte de la joven por, por ejemplo causas, el descubrimiento de ADN de ella en el maletero.

"Frente a la importancia que en la presente investigación supondría saber el origen de las citadas lesiones", la Unidad Central Operativa (UCO) da cuenta de que el día pasado 11 de agosto ha pedido un informe policial al Departamento de Balístico y Trazas del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para la "determinación o aproximación del género de herramienta u objeto que pudo producir las lesiones observadas descritas previamente".

A falta de sobra reportes y de la resolución final que logre adoptar la juez del caso, la familia de la joven demandó públicamente a fines de agosto el encausamiento del primordial sospechoso frente a las pruebas que considera mucho más que suficientes.

Los progenitores y hermana de Esther López estiman que la Guardia Civil "consiguió conocer que hay rastros de más que señalan a una única persona como presunta responsable de lo que le sucedió a nuestra Esther".

Explicaban que durante los últimos un par de meses la investigación sobre la desaparición de la joven permitió saber que su hija y hermana "fue dejada a su suerte tras padecer un atropello intencionado que la dejó inútil de valerse por sí sola y a la merced de quien la negó su asistencia, que le hubiese podido socorrer la vida".

Comprenden que tras investigar a múltiples personas, interrogar "a considerablemente más", de investigar múltiples turismos y viviendas, de "corroborar áreas de todos y cada uno de los investigados en el instante de la desaparición" y de "conseguir ADN que se puso bastante esfuerzo en esconder", "está claro que los agentes de la Guardia Civil consiguieron rastros de más" para encausar al primordial sospechoso.

En verdad, agregaban que su mal "es mayor" por el hecho de que "esa persona era famosa", con lo que no comprenden que "en este nuevo ámbito plagado de pruebas sólidas se le deje continuar libre en el momento en que puede fugarse cualquier día con exactamente la misma frialdad con la que ha podido esconder el cuerpo de Esther a lo largo de semanas mientras que sus vecinos y amigos la procuraban".

Más información

La Guardia Civil inspecciona el origen de unas lesiones halladas en el dorso de la mano derecha de Esther López

Noticias de hoy más vistas