• martes 04 de octubre del 2022

La Junta afirma "alarma" de peligro de incendios forestales por causas meteorológicas del diez al 15 de julio

img

VALLADOLID, 8 Jul.

La Junta de Castilla y León ha proclamado "alarma" de peligro de incendios forestales por causas meteorológicas del diez al 15 de julio en toda la Comunidad frente a la previsión de entrada de una masa de aire ardiente en altura desde el domingo que provocará un aumento esencial de las temperaturas, tanto máximas como mínimas, que crea incremento claro del peligro de incendios forestales.

El Ejecutivo autonómico, en un aviso recogido por Europa Press, explicó que para la semana próxima las temperaturas van a poder sobrepasar en 7 grados centígrados la temperatura media de las máximas del último decenio. Además, la alta inestabilidad atmosférica causada por el movimiento de las masas de aire, acrecientan sensiblemente la posibilidad de ignición y el índice de consolidación, especialmente en las horas centrales del día y primeras horas de la tarde.

Ante esta situación, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio afirma, por Resolución del Director General de Patrimonio Natural y Política Forestal, la situación de alarma meteorológica del diez al 15 de julio. Durante estos días se pide a la población que extreme aún mucho más las cautelas y avise instantaneamente a través del 112 de la presencia de probables incendios forestales.

La Resolución prohíbe la utilización de barbacoas y la utilización de los ahumadores en la actividad apícola; suspende las autorizaciones de empleo del fuego y de fuegos artificiales; y prohíbe la utilización de maquinaria que en su desempeño frecuente despide chispas como sopletes, soldadores, radiales en el monte y franja de 400 metros de lote rustico que lo rodea.

En cuanto a la utilización de maquinaria tipo cosechadora o empacadora, se va a deber suspender en los instantes en que la temperatura sea mayor a 30 grados y la agilidad del viento pase los 30 km por hora. No obstante, se aconseja postergar las trabajos no urgentes y sostener la máxima precaución. En todo caso, es requisito tener a mano los medios de extinción y el plantel suficientes para supervisar los probables incendios que se logren producir a consecuencia de la tarea.

El empleo de motosierras está tolerado siempre y cuando se cuente con medios de extinción correctos en el sitio donde se trabaje (mochila, batefuegos o afín) y que sus sitios de cuidado, si son en monte, se contengan limpios de vegetación en un radio de cuando menos 2 metros y con medios de extinción.

Los campamentos juveniles van a poder continuar con su desempeño frecuente extremando la supervisión y las medidas precautorias, y teniendo particular prudencia en la utilización de generadores, motores y cocinas de campamento.

Asimismo, se pide a la población que, aparte de extremar las medidas de prudencia, tenga la máxima precaución en sus ocupaciones al aire libre, primando su seguridad, la del resto pobladores y sus recursos, y la del monte, pidiendo avise a través del 112 de la presencia de probables incendios forestales.

Más información

La Junta afirma "alarma" de peligro de incendios forestales por causas meteorológicas del diez al 15 de julio